Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Este joven se gana la vida vendiendo el metal que queda en la calle tras disturbios y desmanes

Por un kilo de latas de gases lacrimógenos le pueden dar más de 2 mil pesos. Es común verlo limpiando el asfalto, que minutos antes era escenario de confrontaciones.

Juan David Sierra es un joven bogotano que se gana la vida como reciclador. Él descubrió que tras los choques que se se dan con el Esmad queda mucho material metálico tirado en las calles, mismo que se puede vender por chatarra y así llevar el sustento a sus dos hijos.

Es bastante común verlo limpiar las avenidas que, minutos antes, habían sido escenario de fuertes confrontaciones.

“Me encuentro chatarra, aluminio, llantas quemadas. Yo tengo dos hijos. Me va bien, no le hago daño a nadie. Gracias a Dios, ahí vamos en la lucha”, contó.

Cuenta que las latas de los lacrimógenos son las que se venden a mayor precio: “Alambres, varillas, tubos, lo del Esmad. Por un kilo de esos me pueden dar 2.500, siempre recogiéndolos pesan”.

Reconoció que apenas se entera de un enfrentamiento, va al lugar para conseguir su sustento.

Aunque los choques con la fuerza pública le ayudan a llevar más dinero a su hogar, pidió que se levante el paro y mandó un mensaje a Iván Duque.

Publicidad

“He encontrado mucho en la autopista Sur, Bosa Estación, Primero de Mayo. Aprovecho la oportunidad, no la dejo perder. Me gusta tener la ciudad limpia. Debería ya acabarse esto, uno se queda sin transporte y los ladrones roban a la gente, queremos que el señor presidente cumpla”, dijo el joven de 26 años.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias