Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Vecinos de este barrio no pueden pegar el ojo en las noches por ladrones que desmantelan casas

Las viviendas están desocupadas y los amigos de lo ajeno se están llevando puertas y hasta baños. Ni la Policía ni el IDU les da solución, dicen los afectados.

Vecinos del barrio Casandra no pueden ni dormir, pues los delincuentes llegan a robarse rejas, puertas y hasta los baños.Las viviendas están desocupadas, listas para ser vendidas en el marco del proyecto de la ampliación de la calle 13. La Policía no ayuda porque dice que no puede entrar en propiedad privada, dicen los afectados. Suscríbase [GRATIS] a nuestro canal en YouTube: http://bit.ly/2Jhc3oO. Descargue nuestra aplicación: http://hyperurl.co/appnoticias Síganos en Google: http://bit.ly/2MrIZP3 WhatsApp El Periodista Soy Yo: http://bit.ly/2QD18rw WhatsApp Noticias Caracol Ahora: http://bit.ly/34ed1uQ Síganos en redes sociales: Facebook: https://www.facebook.com/NoticiasCaracol Twitter: https://twitter.com/NoticiasCaracol (@NoticiasCaracol) Instagram: https://www.instagram.com/noticiascaracol/ Nuestros canales en YouTube: Caracol Televisión: http://bit.ly/2CHpld2 Suscribirse Gol Caracol: http://bit.ly/2yAIGcU Suscribirse Shock: http://bit.ly/2CHNKzi Suscribirse Blu Radio: http://bit.ly/2CFF7Fo Suscribirse La Kalle: http://bit.ly/2JkgfEz Suscribirse Caracol Play: http://bit.ly/2SkyjlM Suscribirse El Espectador: http://bit.ly/2D4rkt7 Suscribirse

Por la ampliación de la calle 13, en la localidad de Fontibón, varias casas han sido desocupadas para ser vendidas en el contexto de la obra. Esta situación ha sido aprovechada por delincuentes que llegan en manada a robarse las rejas, puertas y baños.

“No se les puede decir nada, son 8-10 personas que vienen y rompen las casas desde las 6 de la mañana y no dejan ni dormir. Anoche a las 2:30 vimos cómo se estaban llevando los portones de una bodega. Llamamos a la Policía y nos dicen que no pueden entrar a propiedad privada, el IDU tampoco responde, ¿entonces quién responde?”, manifestó una vecina inconforme.

Ante esta situación y la falta de ayuda por parte de las autoridades, los habitantes del sector no tienen más alternativa que armarse con palos y piedras y prestar ellos mismos la seguridad. Los ladrones no solo desbaratan las casas, sino que aprovechan para esconderse y hurtar otros inmuebles.

“Si necesitan esto, nadie se está oponiendo para la obra, pero que nos paguen lo justo y, por lo menos, tengan orden en la tumbada (demolición) y no nos perjudiquen así”, fue el llamado de otro vecino a los organismos correspondientes.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO