Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Aída Merlano: ¿cómo una joven humilde se convirtió en una codiciosa política?

Apareció en la escena pública a los 15 años y, contra viento y marea, llegó a la Cámara. La ambición, sin embargo, rompió el saco.

De la mano de la casa Gerlein se convirtió en diputada y luego llegó al Congreso como representante con una de las votaciones más altas.

Pero su codicia iba más allá; quería una curul en el Senado la República y fue allí cuando la escalera de su ascenso empezó a desplomarse.

“El destino de ella lo marca cuando decide ser senadora por encima de los deseos del clan Gerlein, pero por el apoyo y la alianza del empresario Julio Gerlein empieza en esta casa política”, señala la editora de la Silla Vacía, Laura Ardila.

Para llevarla a la cima se pactó una alianza entre dos casas políticas de Barranquilla.

“Bajo esa relación, Aída se lanza al Senado con el apoyo de Julio Gerlein y no de Roberto, y es en ese momento cuando entran en escena los Char, porque ellos pactan una alianza con la casa Char para ir al Congreso”, detalla Ardila.

Publicidad

Sin embargo, un día después de resultar electa senadora, su sede de campaña, llamada la Casa Blanca, fue allanada bajo el supuesto de delitos contra el sufragio.

Durante dicha investigación Aída Merlano fue capturada y varios de sus presuntos aliados fueron vinculados al proceso.

Es por ello por lo que muchos políticos estarían interesados en que la excongresista ‘no prendiera el ventilador’.

Su fuga, luego de ser condenada a 15 años de cárcel, deja, según expertos, muchas incógnitas.

Para el director del diario El Heraldo, Marco Schwartz, la situación es bastante delicada.

“Es una situación que roza el esperpento y daría risa si no fuera tan grave lo que está ocurriendo en el fondo (…) Podría haber otras personas interesadas en que ella se fuera y no correr el riesgo de que hiciera, lo que coloquialmente se llama, encender el ventilador. Se me vienen a la cabeza la lista de personas que están procesadas por el caso de Merlano y también personas que tal vez puedan temer que en el curso de los acontecimientos sus nombres puedan aflorar”, señaló el periodista del diario local.

Publicidad

Los expertos y líderes de opinión en Barranquilla también señalan la particular época en la que Aída Merlano decidió fugarse.

“Estamos ad-portas de un proceso electoral, la comunidad toma conciencia, toma decisiones con respecto a ‘yo no voy a votar por esta persona o por esta otra persona debido a que ya tiene vínculos con aquella casa’”, explicó Jairo Enamorado, analista político de la universidad Simón Bolívar.

En contexto:¿Qué poderosos políticos de la costa Caribe se benefician con la fuga de Aída Merlano?

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias