política
7:49 pm - 6 de Noviembre de 2019

Como “impecable” había calificado Duque la operación que hoy el país mira con lupa

Por: 
Noticiascaracol.com

Aviones de la Fuerza Aérea bombardearon un campamento de disidentes. Se desconocía que allí había menores de edad, algunos reclutados a la fuerza.

El pasado 29 de agosto, aviones de la Fuerza Aérea bombardearon dos campamentos de la disidencia de las FARC, del antiguo frente séptimo, donde se encontraban alias ‘Gildardo Cucho’ y sus hombres, en la vereda Candilejas, municipio de San Vicente del Caguán, Caquetá.

El presidente ordenó la ofensiva, el mismo día en que Iván Márquez, Jesús Santrich, ‘el Paisa’ y Romaña le decían al país que regresaban a la lucha armada.

"Autoricé al Comando Conjunto de Operaciones Especiales, Cecoes, adelantar una operación ofensiva contra esta cuadrilla de delincuentes terroristas”, dijo el mandatario en ese momento.

En la operación cayó alias ‘Gildardo cucho’, el hombre que comandaba tres grupos criminales en el Putumayo y que reemplazó a Rodrigo Cadete, abatido meses atrás también en Caquetá.

"Gracias a esa labor estratégica, meticulosa, impecable, con todo el rigor, cayó ‘Gildardo cucho’, cabecilla de esa organización”, aseguró Duque Márquez.

Guillermo Botero como ministro de Defensa, en su momento, destacó el resultado del ataque aéreo, al tiempo que lanzó una advertencia.

El 2 de septiembre, tres días después del bombardeo, el comandante de la fuerza de tarea Omega entregó detalles de las bajas y del armamento incautado, pero nunca mencionó que entre los muertos estuvieran menores de edad.

Sin embargo, el personero de Puerto Rico, Caquetá, denunció un mes después en Noticias Caracol que tres de las personas muertas en el bombardeo eran menores de edad y campesinas reclutadas por las disidencias en Puerto Rico, San Vicente y Solano.

Le puede interesar:

Vídeo

Guillermo Botero presentó su renuncia como ministro de Defensa

Ver Comentarios

d