Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Duque frente a Santos: “La paz no tiene dueño”

En el evento por los cinco años de la firma del acuerdo con las FARC, el presidente también envió un mensaje al ELN.

Duque frente a Santos: “La paz no tiene dueño”

Con un minuto de silencio por las víctimas del conflicto armado en Colombia inició la intervención del presidente Iván Duque en el acto que conmemora los cinco años de la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno Nacional y las FARC, convertidas en movimiento político.

El mandatario de los colombianos habló del “tren de la paz”, como previamente en el mismo evento había enunciado el expresidente Juan Manuel Santos. La paz, dijo Duque, se encuentra en la carta política como derecho y como deber.

“¿Qué significa alcanzar la paz? Alcanzar la paz significa la ausencia de violencia, el triunfo de la convivencia, que en nuestro país nadie se siente indefenso o con temor por sus creencias, actividades y grupos a los que pertenece”, dijo Duque.

Después, el jefe de Estado pronunció unas palabras en rechazo a lo que hacía la guerrilla de las FARC.

“No existen causas objetivas para que alguien le arrebate la vida a un hermano, no existen causas objetivas para justificar un secuestro, el reclutamiento de un menor, la activación de minas antipersonales o quitarle la inocencia a un niño para llevarlo y someterlo a vejámenes”, añadió.

Publicidad

Durante algunos minutos se refirió a la inversión que se ha hecho para cuidar el acuerdo de paz y resaltó puntos como la ley de víctimas, reglamentación de curules para las víctimas, inversión en los espacios de reincorporación, entre otros, para pasar a lo que denominó como “las cosas que nos duelen”.

“Nos duelen los asesinatos de cualquier ciudadano, de excombatientes, de líderes sociales, y bueno hacernos la pregunta: ¿quiénes están detrás de esos crímenes? Sin lugar a dudas, ahí están presentes otras formas de violencia que no se han extinguido en el país: el ELN, Clan del Golfo, Pelusos, Caparros, Puntilleros, grupos que siguieron aún después de la firma de los acuerdos, pero que tenemos que enfrentarlos con determinación”.

“Una verdad total, no una verdad adaptada”

Ante el panel de asistentes, el presidente Duque manifestó que el anhelo del país “es una verdad total, no una verdad adaptada, que sea una verdad oportuna y que se entienda por parte de los victimarios que está la oportunidad", así como puede haber una sanción "como mecanismo para mostrar que nadie está por encima del Estado ni lo puede manipular”.

Para el primer mandatario “la reparación no puede ser discursiva” e indicó que “hace falta reparación efectiva por parte de los victimarios. Avanzar en este propósito y solicitarlo no es ni atacar ni bombardear ni enemistar las instituciones, es buscar que todos caminemos como sociedad para que esa reparación se dé de manera exitosa”.

También pidió “investigar sobre el financiamiento ilícito de las FARC porque conocer la verdad sobre el narcotráfico permite actuar con contundencia frente a las rutas, los corredores de abastecimiento, permite saber quiénes eran los proveedores de precursores químicos, quiénes eran los compradores, las cadenas logísticas. Derrotar ese narcotráfico con esa información es vital para nuestro país”.

Publicidad

“La paz no tiene dueño”

Duque insistió en el ‘tren de la paz’. “No le pertenece sino al pueblo colombiano”, dijo tras reforzar que “la paz no tiene dueño”.

“Me siento en el deber de hacer referencia a que en la construcción de la paz tenemos que enviar mensajes claros a quienes quieren desde la violencia arrebatándole la tranquilidad a Colombia”, prosiguió como introducción al tema del ELN.

“Cuando empezó nuestro Gobierno, decidimos hacer una evaluación en un periodo de 90 días para hacer referencia al ELN. ¿Y qué nos encontramos? Pese a la generosidad del Estado colombiano de sentarse 17 meses, en esos 17 meses cometieron 400 actos de terrorismo, asesinaron más de 100 personas y secuestraron más de 10 colombianos. Vimos con dolor la tragedia de Tulio Mosquera y hechos deleznables como el carro bomba que mató a 22 muchachos que apostaban por la paz, sirviéndole a Colombia”, recalcó.

“El mensaje que le hemos dado al ELN ha sido coherente: alcanzar la paz requiere un compromiso que no sea de palabra y discursivo, eso implica la liberación de los secuestrados y ponerle fin a los actos criminales”, finalizó el presidente Iván Duque.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.