Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no
cabezote Elecciones 2023.png

Polémica en Montes de María por cuestionado candidato que busca curul de paz

Dairo Bustillo se considera víctima del conflicto armado, pero carga con un peso mayor: su cercanía con la familia de la condenada empresaria del chance Enilce López.

Polémica en Montes de María por cuestionado candidato que aspira a una curul de paz

Lo encontramos repartiendo volantes en las calles de San Cayetano, un corregimiento muy pobre de San Juan Nepomuceno en el corazón de los Montes de María, Bolívar. Con la experiencia de quien sabe hacer política, con facilidad Dairo Bustillo entabla conversación con los ciudadanos. Como no es muy conocido, pone por delante siempre a Anaís Montes, su compañera de fórmula. Bustillo es un curtido dirigente político de origen conservador que el próximo domingo aspira a quedarse con una de las dieciséis curules dispuestas para las víctimas en la Cámara de Representantes por las Circunscripciones Especiales de Paz.

Arropado por la Asociación de Productores de Ñame, Asproñame, Bustillo, que también se declara víctima, dice que han querido atacarlo por su pasado político.

"Todos mis hermanos debieron ser desplazados de San Juan Nepomuceno amenazados por la violencia, amenazados por grupos al margen de la ley, están afuera, el único que está aquí dando la cara por la familia en los Montes de María es Dairo Bustillo, si ustedes consideran que no soy víctima de manera individual, eso se lo dejo a su criterio y a la gente que de manera mal intencionada han querido perjudicar mi nombre", dice.

Pero ese no es el peso más grande que carga ‘Yayo’, como reza un letrero en su propaganda política, es su cercanía con la familia de la condenada empresaria del chance Enilce López, según una investigación de la Fundación Paz y Reconciliación, Pares, Bustillo representa esa oscura alianza entre políticos y paramilitares en los Montes de María.

Publicidad

"Hemos recolectado muchas fuentes, incluso documentales en las que detallan que sería el reencauche del fenómeno de la parapolítica con un clan que está detrás de este candidato, que es el clan de ‘la Gata’. En 2006, Dairo ocupaba la dirección del Partido Conservador en el departamento de Bolívar, cuando decidió avalar al Congreso al señor Héctor Alfonso López, hijo de ‘la Gata’", cuenta Esteban Salazar, coordinador de democracia y gobernabilidad de Pares.

El entonces presidente del Partido Conservador, Carlos Holguín Sardi, le pidió que le retirará el aval al hijo de Enilce López, pero Bustillo se negó porque, según él, no encontró ninguna causa para hacerlo. Eso le costó un castigo de su colectividad, tal y como el mismo lo cuenta.

Faltando dos días, empiezan la presiones políticas, revoca el aval, él revoca, no ha habido expulsión de nada, revoca el aval que me había otorgado para yo otorgar avales y revoca el aval al señor Héctor Julio López”, afirma.

Publicidad

En un arranque de solidaridad, Diaro Bustillo renuncia a la presidencia regional del Partido Conservador y, en llave con el expulsado Héctor Julio López, busca refugio en Apertura Liberal, uno de los partidos más cuestionados en la época.

Al final, el hijo de Enilce López logra una curul en la Cámara, pero, en el 2007, acosado por los líos judiciales de su madre, renuncia y es ocupada por Dairo Bustillo.

Entonces, ¿qué me une a mí a la señora Enilce López Romero? Las circunstancias políticas del momento, fue un acto político, unas circunstancias políticas que se hizo y que afortunadamente salió positiva para el movimiento Apertura Liberal", asegura.

El caso de la candidatura de Dairo bustillo también es seguida de cerca por los investigadores del Grupo de Memoria Histórica de la Universidad Tecnológica de Bolívar. Armando Mercado es uno de sus investigadores principales.

Publicidad

“Esta es una de las candidaturas que ha recibido cuestionamientos, precisamente por el hecho de que este candidato no es alguien nuevo desde el punto de vista político electoral, ya tiene un pasado político. La gran pregunta que se genera en muchos pobladores del territorio y en muchos de los otros candidatos y lideresas es si ese tipo de candidatura representa los intereses de las víctimas", señala Mercado.

Para los observadores, otro de los riesgos electorales en los Montes de María es la seguridad misma de los candidatos. San Cayetano es un corregimiento de San Juan Nepomuceno, uno de los quince municipios de los Montes de María, donde, según una investigación de la agencia Codhes, la violencia de los grupos armados ha dejado 158.000 víctimas de desplazamiento en los últimos 30 años.

Aunque el Gobierno la considera como una zona en posconflicto, los grupos armados siguen en el territorio. Eso lo tienen claro los investigadores de la Universidad Tecnológica de Bolívar.

Publicidad

En los Montes de María, hay presencia de Autodefensas Gaitanistas y Clan del Golfo. Esto nos lo han dicho los líderes y lideresas. En unos sitios hay más presencia y sobre todo en la zona rural. Y si es en esa zona rural donde van a hacer presencia los candidatos se van a presentar problemas. Ya nos han dicho algunos candidatos que tienen que pedir permiso para hacer campaña en otros sitios, son representantes de estos grupos que los acompañan a hacer campaña. Entonces, esto genera toda una distorsión no solo en el candidato, sino en la población", comentan.

Curiosamente, los investigadores de Paz y Reconciliación dicen que Dairo Bustillo se mueve libre por la región.

“Varias personas y organizaciones en el territorio han manifestado un miedo para poder hacer campaña política y también para poder hacer que la gente pueda salir a votar el día de las elecciones. Llama la atención de que el señor Dairo Bustillo sea uno de los únicos que pueda hacer campaña abiertamente en esta circunscripción donde tenemos una situación de seguridad tan compleja”, señalan.

Más allá de la polémica de los posibles reencauches de políticos tradicionales, los investigadores coindicen en que se debe revisar las agendas legislativas y, si están de acuerdo con los planes de desarrollo en la región y los intereses de las víctimas, está en manos de los votantes elegir a los mejores.

Publicidad

  • Publicidad