Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Funcionaria señalada de derrochar recursos públicos ahora será embajadora de Colombia en Finlandia

Hace unos meses Adriana del Rosario Mendoza era cuestionada por comprar sofás e invertir en una costosa cena, pero el gobierno ya le asignó un nuevo cargo.

adriana del rosario mendoza filipinas.JPG
Adriana del Rosario Mendoza, nueva embajadora de Colombia en Filipinas

Adriana del Rosario Mendoza estuvo en el ojo del huracán en marzo tras conocerse unos gastos, al parecer injustificados, que realizó durante su paso por la embajada de Colombia ante la ONU. Compras presuntamente relacionadas con dineros públicos le valieron una investigación preliminar en la Cancillería.

Hoy vuelve a ser noticia. A pesar de los señalamientos, ha sido nombrada por el gobierno de Iván Duque como embajadora de Colombia ante Finlandia. Según el decreto 1531 del 23 de noviembre, la señora Adriana del Rosario Mendoza fue elegida para el cargo porque “se hace necesaria una gestión del más alto nivel” en ese país.

Dicho decreto fue firmado por Claudia Blum, al mando de la Cancillería, la misma cartera que había abierto la investigación preliminar por las presuntas irregularidades.

¿De qué acusan a Adriana del Rosario Mendoza?

En 15 de mayo de 2020 Noticias Caracol reveló un informe en el que se evidenciaría que la embajadora solicitó a la Cancillería dinero para comprar una plancha de ropa de 500 euros, casi 2 millones de pesos colombianos.

En 2018, Mendoza habría hecho una nueva solicitud para comprar dos sofás de 12.350 francos suizos, cortinas para comedor y sala (3.735 francos suizos); y tapizado para el juego del comedor (4.690 francos suizos), que en pesos colombianos se traduce en algo más de 72 millones de pesos.

Publicidad

La funcionaria, además, invitó a sus empleados a almorzar y una de esas salidas, al restaurante Together de Ginebra, le costó 175,50 francos suizos ($800.000). No era un acto oficial ni diplomático, sino personal, pero para habría echado mano de gastos de representación y no de su salario, que, según el Gobierno, es de 10.957, aunque no se especificó si era en dólares o euros.

En su momento, las denuncias fueron evidenciadas a profundidad por el medio digital Cuestión Pública.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO