Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

La cruzada de la familia de Luis Carlos Galán por revivir el Nuevo Liberalismo

Aseguran que el movimiento que encarnó una esperanza para Colombia en la época más dura del narcotráfico fue víctima de un exterminio.

El exsenador Juan Manuel Galán y su familia andan en la cruzada por revivir el Nuevo Liberalismo, la plataforma política que fundó Luis Carlos Galán y que constituyó un baluarte de esperanza en la Colombia rota de los años ochenta, gobernada entonces en la tras escena por los sicarios y las mafias.

“Hubo un exterminio de los integrantes del movimiento. Más de 50 líderes, militantes, exalcaldes, exconcejales del Magdalena Medio, de Puerto Boyacá y del Urabá antioqueño, junto con Rodrigo Lara, Luis Carlos Galán, Jorge Enrique Pulido, Guillermo Cano, que eran militantes del Nuevo Liberalismo, fueron asesinados y sus crímenes han venido siendo declarados de lesa humanidad por la justicia. Ese exterminio fue perpetrado por los mismos exterminadores de la Unión Patriótica”, aseveró Juan Manuel, hijo del asesinado líder del movimiento, Luis Carlos Galán.

Narco-mico

Desde noviembre de 2017, la familia Galán emprendió esta batalla jurídica bajo dos tesis: primero, que el narcoparamilitarismo ejecutó un plan criminal sistemático para silenciar a líderes y militantes del Nuevo Liberalismo, desde el exministro Rodrigo Lara Bonilla (asesinado el 30 de abril de 1984) y los periodistas Guillermo Cano (asesinado el 17 de diciembre de 1986) y Jorge Enrique Pulido (asesinado en noviembre de 1989), entre muchos otros, hasta el magnicidio del propio Luis Carlos Galán, ocurrido el 18 de agosto de 1989.

El segundo reclamo es que el Estado le hizo trampa al Nuevo Liberalismo porque en 1988, en virtud de un pacto político con el Partido Liberal, Luis Carlos Galán canceló la personería de esa colectividad.

Pero lo hizo bajo dos condiciones inmodificables: una reforma constitucional que incluyera las tesis que defendía su movimiento y una consulta popular para elegir al candidato del liberalismo para la presidencia.

Publicidad

Ambos acuerdos se incumplieron a rajatabla: a la reforma le colgaron un ‘narco-mico’ a última hora y el gobierno de Virgilio Barco decidió retirar la iniciativa, y la consulta no se dio porque a Galán lo asesinaron.

Uno de sus verdugos era miembro de la cúpula del poder del Partido Liberal en esa época: Alberto Santofimio Botero, condenado a 24 años de prisión por este crimen.

“Agentes del liberalismo, miembros del liberalismo, hicieron parte de un complot para impedir que se realizara esa consulta y para impedir que Luis Carlos Galán llegara a la presidencia asesinándolo (...); se trata simplemente de reconocer que ahí hubo una traición en ese capítulo de la historia que llevó precisamente a la trampa de que el Nuevo Liberalismo dejara de existir y desaparecerlo”, señaló, todavía con amargura en el alma, el hoy senador Iván Marulanda.

Marulanda era entonces militante del Nuevo Liberalismo y fue testigo de cómo la mafia de Los Extraditables intimidó y acorraló y asesinó a los miembros de esa colectividad. Por eso, le resulta inaudito que tanto el Consejo Nacional Electoral como el Consejo de Estado hayan impedido revivir el Nuevo Liberalismo simplemente asegurando que Galán canceló por voluntad propia la personería de su movimiento, olvidando que ello sí ocurrió pero en el marco de un acuerdo político al que le hicieron conejo.

“Yo vivía prácticamente en la clandestinidad, dormía en un lugar distinto cada semana o cada dos días, cada tres días, en casas de amigos, en casas que me prestaban, en hoteles, sin poder estar con los hijos, que eran niños y corrían un riesgo enorme andando conmigo, separado de la familia. Era una vida muy azarosa y hubo una persecución obstinada y cruel contra la integridad física y moral de un grupo político, hasta que lo extinguieron”, añadió.

Por su parte, Juan Manuel Galán sostuvo que los fallos del CNE y del Consejo de Estado, que negaron la personería jurídica del Nuevo Liberalismo son absurdos.

Publicidad

“Eso niega el engaño que sufrió el Nuevo Liberalismo cuando hizo unos acuerdos con el Partido Liberal fundamentados claramente en un proyecto de reforma constitucional, en una consulta popular o elección primaria para escoger el candidato presidencial y una agenda legislativa con el gobierno Barco. Eso se frustró porque miembros del Partido Liberal en el Senado le introdujeron a la reforma constitucional un mico sobre la extradición, sobre someter la extradición a referendo y Carlos Lemmos Simmons, a finales del año 89, tuvo que hundir la reforma para evitar que pasara semejante adefesio”, explicó Juan Manuel.

Galán agregó cómo fue que se buscó acabar la colectividad política que creó su padre: “El exterminio del Nuevo Liberalismo tiene cuatro grandes componentes: el primero es el narcotráfico puro y duro, el cartel de Cali, el cartel de Medellín, que se empezó a dotar de un brazo militar. Y aquí viene el segundo componente: el paramilitarismo. Los entrenamientos de Yair Klein en el Magdalena Medio con participación del DAS, de miembros de la Policía, pero, sobre todo, de miembros del Ejército del Batallón Bárbula de Puerto Boyacá. El tercer componente fueron los políticos al servicio del narcotráfico, financiados por el narcotráfico, asesores del narcotráfico, que también terminaron con nexos con miembros del paramilitarismo. Y el cuarto, los organismos de seguridad del Estado, donde en el caso del exterminio de la Unión Patriótica y del Nuevo Liberalismo participaron miembros del DAS, la Policía y el Ejército”.

La última palabra sobre este caso la tiene la Corte Constitucional, que hoy estudia una tutela interpuesta por la familia Galán.

Noticias Caracol conoció un auto de pruebas del magistrado Jorge Enrique Ibáñez, ponente del proceso, que busca constatar los reclamos de los Galán, si hubo similitudes entre el genocidio de la UP y los crímenes contra el Nuevo Liberalismo y determinar de una buena vez si a Luis Carlos Galán lo traicionaron, algo que no duda su esposa, Gloria Pachón.

“La recuperación del Nuevo Liberalismo sería una nueva vía de expresión para la democracia en Colombia, indudablemente, pero sobre todo para la cantidad de colombianos que no solamente acompañaron a Luis Carlos Galán en su lucha política, sino a los jóvenes que en este momento también están desencantados de la política y no encuentran el camino para expresarse democráticamente”, manifestó.

En este contexto, el magistrado Ibáñez les ordenó a la Fiscalía y a la Procuraduría que le envíe cuanto antes el estado de las investigaciones penales y disciplinarias en relación con 24 víctimas del Nuevo Liberalismo, entre exministros, exconcejales, exalcaldes y exdirigentes de Córdoba, Meta, el Magdalena Medio y Puerto Boyacá.

Publicidad

También solicitó todos los documentos que analicen las conexiones entre los crímenes de la UP y el Nuevo Liberalismo y las evidencias de las alianzas políticas que hicieron estos dos movimientos para las elecciones de 1986 en regiones como Tolima, Santander, Chocó, Caquetá y Arauca.

Expediente clave

Por último, pidió datos sobre un expediente clave: "Información sobre el estado de los procesos en relación con el atentado contra el avión de Avianca hk-1803, el 27 de noviembre de 1989".

Ese día murieron 107 personas tras una bomba que el cartel de Medellín le puso a la aeronave. Al parecer, el objetivo era César Gaviria, quien había recogido las banderas de Luis Carlos Galán tras su asesinato.

Hoy, como cosa paradójica, Juan Manuel Galán busca revivir el movimiento de su padre porque no encontró espacios en el Partido Liberal que dirige Gaviria.

Galán está convencido de que tarde o temprano el Nuevo Liberalismo regresará a la arena política, pero también sabe que si la Corte Constitucional se demora mucho en definir esa tutela, aun dándoles la razón, no podría participar con sus listas en las elecciones de 2022.

Publicidad

Fuentes enteradas del alto tribunal le dijeron a este noticiero que es muy probable que la primera semana de junio haya humo blanco en este caso.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias