política
5:11 am - 6 de Agosto de 2018

"La paz es una victoria de nuestras Fuerzas Armadas": Santos hace radiografía de su gobierno

Juan Manuel Santos hace una radiografía de su gobierno | Noticias Caracol

Por: 
Noticiascaracol.com

Desde Tolemaida, el saliente presidente habló sobre su legado en materia de orden público, se refirió al ELN y mencionó su conversación con Iván Duque.

Las últimas horas de Juan Manuel Santos como presidente transcurren muy lejos de las agitadas controversias políticas que marcaron sus ocho años de gobierno, prácticamente todas por el acuerdo de paz con las FARC. Santos aprovechó su última visita como presidente a la base militar de Tolemaida, para recordar y agradecer que a estos hombres le debe, en buena medida, sus logros, su ascenso político y el haber llegado a donde llegó. 

El mandatario señaló que ha estado trabajando con las Fuerzas Militares desde hace 12 años, puesto que antes de llegar al poder fue la cabeza del Ministerio de Defensa, y que gracias a dicha labor hoy estas son “victoriosas y las mejores de la historia”. “La paz es una victoria de nuestras fuerzas y por eso lucha cualquier soldado”, afirmó el saliente presidente.

Este profundo agradecimiento a las Fuerzas Armadas no impidió que Santos hable de uno de los peores y más dolorosos episodios de la guerra, y que ocurrieron cuando fue ministro de Defensa, los falsos positivos.

“A mí me dolió muchísimo descubrirlo, por eso los acabamos de ipso facto. Fue un esfuerzo para cambiar la doctrina. Dijimos que primero desmovilizaciones, luego capturas y en última instancia, muertos”, dijo el mandatario sobre la estrategia seguida para acabar con esta mancha en la institución, agregando: “un desmovilizado es mejor porque desmoraliza al enemigo y trae información”.

Dejando a un lado ese capítulo, respondió por otro que tal vez fue uno de los que más levantó ampolla en sus ocho años de mandato: cuando decidió sentar a los militares en la mesa de diálogos de la Habana. Para muchos, un exabrupto, una ofensa. Pero Santos se reafirma: “Es de las mejores decisiones que se pudo tomar. Les dio una gran fortaleza a las conversaciones”.

Sobre el país que deja en materia de orden público, el presidente expuso una radiografía en la que el narcotráfico atraviesa todo. “Cuando cayó el precio del petróleo, los cultivos del narcotráfico se volvieron rentables. También algunos cultivadores al saber que iba a haber beneficios por sustitución voluntario se aprovecharon y sembraron más”, afirmó el mandatario al explicar el aumento de los cultivos ilícitos en el país.

“Este año vamos a erradicar forzosamente 70.000 hectáreas y 40.000 hectáreas de forma voluntaria. Vamos a erradicar 110.000 en total”, fue el compromiso de Santos en materia de erradicación días antes de abandonar su cargo.

El saliente presidente aprovechó la oportunidad para hablar sobre las disidencias de las FARC, las cuales calificó de no ser tan grandes como han dicho. También, habló sobre la mesa de diálogo que está llevando a cabo con el ELN y que ha estado marcada por las acciones violentas, secuestros y asesinatos por parte de este grupo.

“Esas son las reglas de la guerra. Al ELN se le ha dicho lo que los mismo que se le dijo a las FARC: ‘Los vamos a combatir con todo hasta que lleguemos a un acuerdo’”, comentó frente a las acciones violentas de esta guerrilla.

La conversación también pasó por la política, un área en la que Santos había dicho anteriormente que “saca lo peor de la condición humana”. A esa reflexión agregaó varias conclusiones después de ocho años. “Trate de dialogar con ellos, de racionalizar, pero no pensé que sería tan difícil dialogar con la oposición", dijo el presidente, quien complementó: “Después me di cuenta que era rentable para ellos tener al presidente de contradictor”. 

“Para unirse se requieren dos, como para bailar. Y si alguien no quiere bailar pues no se puede. Yo hice todo lo que estuvo en mis manos para tender puentes”, comentó Santos frente a sus intentos de acercarse a la oposición. Sin embargo, aseguró que su principal deseo frente a la nueva administración es que pueda unir al país.

Por último, el saliente gobernante aseguró que cuenta las horas que le quedan en el cargo para poder dedicarse a todo menos a la política.

“Yo creo que cada presidente debe tener su cuarto de hora, hacer lo que más puede y, después, dejar que los otros sigan”, así justificó su decisión de alejarse de la arena pública. 

Por último, Santos confesó de qué habló con Iván Duque cuando visitó la Casa de Nariño. “Fue una charla muy amable en la que me dijo: ‘Tenga la seguridad de que no voy a gobernar con espejo retrovisor’. Y yo le respondí ‘Tenga la seguridad de que yo no voy a interferir en el gobierno”.

Vea la primera parte de esta entrevista:

Vídeo

“Me hubiera gustado dejar este país unido”: Santos hace balance de sus ocho años como presidente

Ver Comentarios

d