Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

“Las expresiones de afecto deben ser distintas, quién sabe si para siempre”: vicepresidenta

Marta Lucía Ramírez habló de lo que viene para Colombia después del 27 de abril, de la polémica propuesta de una reforma tibrutaria y de los escándalos de corrupción en medio de la pandemia. 

¿Cómo será la entrada gradual de los sectores que vuelven a sus trabajos?

 

Solo aquellas empresas que puedan controlar las autoridades, tanto el Gobierno nacional como los alcaldes, son las que van a poder arrancar. No importa si es una empresa chiquitica, de tres trabajadores, lo importante es que tenga su registro de cámara, que tenga un domicilio social, que se sepa dónde está ubicada para que indistintamente se puedan estar haciendo visitas para verificar el cumplimiento de protocolos de cuidado para los trabajadores.

Las manufacturas ocupan a cerca de 2,5 millones de personas. La producción rural son 3,5 millones de empleos. Los debemos cuidar porque en este momento es importante aplanar la curva del virus, pero también la del desempleo, porque 6 millones de hogares con riesgo a perder el empleo es una tragedia que debemos evitar exigiendo a las empresas que cumplan los protocolos, verificando que durante ese tiempo los cumplan y así cuidar la salud de los trabajadores y la salud de sus economías.

Construcción, ¿qué tipo de trabajadores y cómo trabajarán?

 

Infraestructura, obras y construcción de actividades comerciales y vivienda. Se debe tomar la temperatura y en algunos casos se va a exigir que tengan no solo el tapabocas, sino que se les brinde una careta que proteja la cara.

Publicidad

Personas que estén expuestas a materiales que pueden fácilmente irritar la cara, hace que la gente se rasque, se coja, se moleste. Es peligroso porque el virus entra por las mucosas. Por eso en algunas actividades se van a exigir esas caretas adicionales al tapabocas e independiente de si las empresas les han dado la dotación a todos sus trabajadores, dependiendo de si se establecen lavamanos adicionales. Hay personas donde tiene mil personas en una sola bodega sentadas en una máquina, vamos a exigir que tengan gran cantidad de lavamanos para que los trabajadores se laven las manos cada dos horas y si se cumplen esos protocolos podrán salir a trabajar. No es que todo el mundo va a salir el lunes a trabajar, la empresa tiene antes que cumplir con estos requisitos.

Si hay un colombiano que requiere un arreglo urgente en su casa, ¿puede llamar a un obrero para que lo repare? ¿Pueden ir a comprar cosas a la ferretería?

 

Las ferreterías no pueden abrir todavía. En principio se está autorizando el regreso de empresas de los sectores de manufactura, agricultura, agroindustria y siempre y cuando se pueda verificar que en esas empresas se cumplan estos protocolos. Un trabajador independiente no está dentro de estas categorías. El presidente Iván Duque  ha insistido en que quiere autorizar a que todos los independientes puedan volver a salir, pero en esta primera etapa tenemos que concentrarnos solamente en las empresas.

Queremos que pronto recuperemos una vida relativamente normal, pero esto requiere gran disciplina social. Hay que cuidarnos, porque si la curva llega a coger velocidad tendríamos que volver a cerrar todo. Sería muy negativo. Pero queremos que se pueda mantener abierto, que la curva vaya lentamente y Colombia no está arriesgando vidas.

¿En el tema de manufacturas a qué trabajadores se refiere?

 

Metalmecánicos, siderúrgico, automotriz, cadena textil, confecciones, cerámica, vajilla, losa, muebles, son todas estas industrias que transforman una materia prima. Las industrias de plásticos, petroquímicos. Pueden empezar el lunes siempre y cuando las empresas cumplan los protocolos.

Publicidad

¿Qué pasa si la empresa no cumple el protocolo porque no consiguió los tapabocas, los antibacteriales?

 

El Gobierno hace un esfuerzo grande para que haya cantidad más que suficiente. Se están produciendo una gran cantidad de tapabocas. Tenemos que ser muy estrictos. El que no los tenga se tendrá que demorar un día, dos días, una semana, ojalá muy poco, es un mercado que se prepara mejor. Sabemos que hay que usarlo mucho tiempo, un año y medio, no sabemos cuánto, porque este un virus para el cual todavía no hay una vacuna. Hasta tanto no esté en el mercado vamos a tener que habituarnos a usar tapabocas.

¿Qué pasa con el teletrabajo?

 

En el caso de las industrias manufactureras, las actividades administrativas de metalmecánica, confecciones, la contabilidad, las finanzas, el manejo de recursos humanos, hay que hacerlas por teletrabajo. No quiere decir que si una industria tiene 700 operarios y 300 en la parte administrativa, salgan los 1.000 el lunes a trabajar, no. Solamente podrán salir los 700 siempre y cuando la industria haya hecho los cambios del caso y los 300 que hacen trabajo administrativo tendrán que trabajar desde sus hogares.

Los protocolos son importantes porque harán cambios en las partes locativas de las industrias, los puestos de trabajo estarán a dos metros el uno del otro. En la actualidad, seguramente están a 60, 70 centímetros. Esto implica que tiene que haber un mayor espacio.

Estas industrias tienen que adaptarse en el curso de los próximos días para que puedan entrar a funcionar tan pronto estén listas.

Publicidad

Nueva normalidad, ¿implica un nuevo modelo económico?

 

Lo que pasa en el mundo entero nos pone de presente que el modelo económico no ha sido suficiente para incluir a todos los ciudadanos del mundo. Tenemos millones de personas viviendo en la informalidad, en condiciones precarias. Sí necesitamos un modelo capitalista, de inversión productiva y privada, que esté más consciente de lo social.

La precariedad de tantos ciudadanos es algo que no podemos aplaudir. Lo tenemos que corregir. La pandemia pone a la humanidad entera consciente de los cambios que hay que hacer, para tener mejores condiciones de vida.

Desde el hecho de acostumbrarnos que ya no saludamos de mano ni con un beso, ni con un abrazo, las expresiones de afecto serán distintas, quién sabe si para siempre, o por lo menos por un tiempo largo mientras no haya una vacuna comprobada.

¿Cómo entender que el ministro de Hacienda hable de una nueva reforma tributaria en medio de esta crisis?

 

El presidente ha dicho que por ahora no se está hablando de una reforma tributaria. Todavía no sabemos cuánto le va a costar esto a Colombia. Hasta ahora esto le ha costado 1,5% del PIB las ayudas, los auxilios, los subsidios que el Gobierno tuvo que improvisar de la noche a la mañana para poder atender las necesidades de cerca de 10 millones de familias que han necesitado los mercados. Cuando se sepa bien cuánto le costó esto a Colombia, en qué condiciones queda nuestra economía, vendrán las etapas posteriores. El presidente ha dicho que por ahora no hay necesidad de una reforma tributaria, porque estamos apenas en un proceso que nos puede tomar semanas, meses, no sabemos cuánto. Esperamos que en la medida que se restablezcan las actividades económicas, las familias dependan menos de los auxilios del Gobierno y en esa medida sabremos cuál es el faltante la Nación en sus finanzas.

Publicidad

La reacción del Gobierno en el suministro de ayudas humanitarias ha estado sobre una especie de sospecha, advertida además a los organismos de control, refiriéndose a más de 5 mil contratos con presuntos sobrecostos y corrupción. ¿Cómo va esta lucha?

 

¿Cómo han tenido el cinismo y la frialdad de robarse la plata de la salud durante muchos años? Y es cuando vemos cómo se inventaron con ocasión de las enfermedades huérfanas, cómo sacarle la plata y defraudar la salud de los colombianos.

Aquí el Gobierno ha tenido que sacar una serie de normas para facilitar la contratación, para que sea más ágil, para que los hospitales puedan tener la dotación que necesitan, las camas, más unidades de cuidados intensivos. Pero facilitar la contratación no quiere decir relajar los controles. Por eso a través de la Secretaría de Transparencia y lucha contra la corrupción, a través de Colombia compra eficiente, el presidente Duque ha determinado que el Ejecutivo trabaje permanentemente en prevenir, en cerrar espacios para los corruptos y complementariamente tenemos la tarea de los organismos de control, la Contraloría, la Fiscalía, la Procuraduría, todos tenemos que trabajar unidos para lograr que la corrupción no se lleve la plata de los colombiano ni con el pretexto del coronavirus , ni con el pretexto de las enfermedades huérfanas, ni con ningún pretexto. No podemos permitir que se sobrepaguen los mercados ni que se vayan a pagar otras necesidades en los hospitales más costosos. Tenemos entre todos cuidar los recursos públicos y saber que el gobierno está trabajando en prevenir, los organismos de control en corregir y sancionar. Si a algún colombiano le dicen que están repartiendo mercados y después son mentiras, háganoslo saber, porque el gobierno, alcaldes, gobernadores, todos tenemos la obligación de cuidar esos recursos para que la ciudadanía vea que llegan a los destinatarios que deben ser y no a los bolsillos de políticos ni particulares que se aprovechan de una tragedia como esta pandemia.

Programa ingreso solidario, que busca que unos 3 millones de colombianos se beneficien de las ayudas sociales del Gobierno. Se ha advertido de posibles cobros irregulares y giros. Muchos han estado bajo sospecha porque aparecen nombres falsos o de personas que murieron. ¿Se depuró?

 

Ingreso solidario se montó en 15 días. Sse tomaron las bases de datos que no estaban en Familias en Acción y en Jóvenes en Acción ni en Adultos Mayores. Cuando se verifica con la Registraduría se anulan esas cédulas y no se les ha dado dinero.

Lo importante es a quién se le gira la plata. El director de Planeación dice que siente 100% de que no se ha girado un solo peso a personas que no necesitan esa ayuda.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias