Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Por arte de magia duplicaron población vulnerable y firmaron un contratico por $4.000 millones

Contraloría investiga irregularidades en 26 departamentos. Corruptos estarían haciendo una feria de sobrecostos con recursos para afrontar crisis por COVID-19.

El ente de control tiene puesta la lupa en los contratos para suministros de víveres, kits de aseo y elementos de protección para la población vulnerable.

En el Valle del Cauca, la gobernación celebró tres contratos directos, con dos empresas diferentes, para adquirir productos de bioseguridad como gel, tapabocas o guantes. También se compraron por otro lado insumos médicos.

Según la Contraloría, por estos contratos se pagaron más de 5.600 millones de pesos totalmente injustificados.

Además, dice el ente, se realizó un contrato interadministrativo con la Secretaría de Desarrollo Social para la compra de 10.176 kits de alimentos para adultos mayores, pagando 558 millones de pesos por encima más de lo debido.

En Tolima, la gobernación firmó un contrato directo con una firma de publicidad para que difundiera información sobre el COVID-19 por un valor de 1.020 millones de pesos.

Publicidad

Para la Contraloría hay sospechas de sobrecostos y posible rechazo a otros oferentes.

En el Casanare, la gobernación suscribió dos contratos con dos empresas para suministro de alimentos para adultos mayores y estudiantes vulnerables.

Por el primero pagó más de 8.000 millones de pesos con un sobrecosto cercano al 30 % en cada ración. Y por el segundo, 1.090 millones de pesos con un sobrecosto que suma cerca de 118 millones de pesos, dicen autoridades. 

En Malambo, Atlántico, aumentaron la población en condición de pobreza en menos de un mes. Su alcaldía contrató por 4.000 millones de pesos kits para 80 mil familias vulnerables, cuando según cifras oficiales solo hay 41.869.

En este contrato pagaron las raciones por un valor de 50.000 pesos. El dinero de los platos de comida para las 38.000 mil familias que no pertenecen a este conteo no se sabe a dónde fue a parar.

Estos son apenas unos ejemplos de lo hallado por la Contraloría, que considera que son muchos los particulares que estarían sacando beneficios económicos de esta emergencia.

Publicidad

En contexto: Los escandalosos sobrecostos en mercados para ayudar a los más necesitados en Cundinamarca 

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias