Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Presidente de Corte Suprema pidió a Petro no olvidar promesa sobre aumentar despachos judiciales

El magistrado Aroldo Quiroz dijo que cuentan con el esfuerzo del Gobierno para “pasar de 4.800” a “por lo menos 20.000”. Fiscal Barbosa también habló de la necesidad de recursos.

Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Aroldo Quiroz

Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia en pleno estaban listos para escuchar al presidente de la República, Gustavo Petro , en lo que sería su primer encuentro público, cita que se frustró por problemas de salud del mandatario.

Sin embargo, el presidente del alto tribunal, Aroldo Quiroz, le pidió al jefe de Estado no olvidar la promesa que les hizo.

“Contamos con el esfuerzo que hará el nuevo Gobierno nacional de contribuir a pasar de 4.800 despachos judiciales que hoy existen a por lo menos 20.000, que son los requeridos para una respuesta adecuada al país”, señaló el magistrado.

Publicidad

Otro que habló del tema presupuestal para mejorar la justicia fue el fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa, quien dijo que el sector requiere más recursos y que así se lo hizo saber al Congreso.

“Uno de los elementos centrales de la administración de justicia es la necesidad de recursos. Nosotros le presentamos al Congreso de la República una solicitud para aumentar el personal de la Fiscalía, lo hicieron además en el marco de un acuerdo con los sindicatos de la entidad y esto al mismo tiempo lo ponemos sobre la mesa”, afirmó.

Publicidad

La Corte Suprema de Justicia, reunida en pleno, le dijo al presidente Gustavo Petro que no puede olvidar las promesas que les hizo en el encuentro del pasado 24 de agosto, cuando habló de aumento de jueces.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.