Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

¿Sabía Álvaro Uribe sobre gestiones que su abogado Cadena hacía con exparamilitares?

Este es uno de los interrogantes clave que el expresidente sortea en la indagatoria ante la Corte Suprema de Justicia por presunta manipulación de testigos.

Aunque Uribe siempre ha reivindicado su inocencia, varias interceptaciones lo tienen en apuros. Las mismas son la columna vertebral del proceso.

En algunas habla con su abogado, Diego Cadena, sobre varios testigos del caso, en particular el exparamilitar Juan Guillermo Monsalve.

En otras, se habla de Cadena y las supuestas gestiones que hizo en varias cárceles con paramilitares como Carlos Enrique Vélez.

Ahora, tanto Monsalve como Vélez sostienen que el abogado del exmandatario les ofreció prebendas a cambio de favorecer a su cliente y enlodar al congresista Iván Cepeda.

Pero, ¿hasta dónde esas gestiones del abogado Cadena, aparentemente ilegales, fueron conocidas por Álvaro Uribe? Esa es una de las preguntas clave que busca resolver ante la Corte Suprema.

Publicidad

Igualmente deberá responder si autorizó o no a su abogado para que les diera dineros a testigos o se comprometiera a revisar los expedientes en donde resultaron condenados.

Y es que Vélez ha dicho que recibió al menos $4 millones de Cadena. El abogado reconoce algunos pagos, pero se defiende asegurando que se trató de un auxilio humanitario para un preso.

Por el lado de Monsalve, Uribe tendrá que resolver las dudas en relación con las visitas que le hizo a la cárcel su abogado.

También las supuestas peticiones para que se retractara que le hicieron Enrique Pardo Hasche, condenado por la justicia, y un sujeto conocido como Carlos López o ‘Caliche’, hechos que habrían ocurrido a principios de 2018.

Frente a este panorama, la Corte Suprema tiene varios escenarios cuando termine la indagatoria, que podría tardar varios días:

1. Ordenar su captura mientras define su situación jurídica, para lo cual tiene 10 días, pero en múltiples casos la corte se ha tomado hasta dos años.

Publicidad

2. Archivar el proceso tras constatar que Uribe no incurrió en soborno ni fraude procesal.

Lo más probable, en todo caso, es que esta incógnita se resuelva después de las elecciones del 27 de octubre.

 

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias