Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

“Se dejó acumular muchísimo y emergió el descontento”: Uribe reflexiona sobre el paro nacional

“Se dejó acumular muchísimo y emergió el descontento”: Uribe reflexiona sobre el paro nacional

Afirmó que la democracia no está en crisis, pero que “los partidos tienen que revisarse”. Advirtió que en parte de la protesta hay “injerencia extranjera”.
¿La democracia representativa está en crisis? y ¿cómo se va a salir de esta crisis?
Álvaro Uribe: La democracia no está en crisis, lo que pasa es que la democracia tiene que soportar la crisis de los países, el inconformismo social, los problemas de la corrupción. Yo creo que superar una crisis de esta naturaleza es fortalecer la democracia. ¿Cómo se fortalece? Con transparencia, con lo que, en el Centro Democrático, llamamos ‘los equilibrios’, el equilibrio de tener una gran inversión privada, una gran política social como variables mutuamente dependientes; una inversión privada que le dé los fondos a la política social, una política social que legitime la inversión privada.
¿Por qué el inconformismo no encuentra la forma de tramitarse en las instituciones y los partidos políticos?
AU: Problemas de corrupción, de mermelada, problemas sociales acumulados. Un país que desde 2013 vio reducirse la inversión, estancarse la creación de empleo, aflorar el desempleo, congelarse la reducción de la pobreza, es un país que tiene que manifestar un enorme inconformismo. Ahora, eso y los partidos, los partidos tienen que revisarse.
Pero entonces ahí entra uno en el dilema y en la relación entre democracia participativa, la calle, y la democracia representativa, los partidos y las instituciones, ambas se necesitan. Si los partidos no oyen la participación, no se conectan con la participación, se deslegitiman. Y si la participación no se expresa a través de canales institucionales, se anarquiza. Todo partido necesita revisarse permanentemente. 
Esa presencia permanente de personas en la calle, ¿qué supone? ¿qué sugiere?
AU:  Se dejó acumular muchísimo, entonces emergió toda la expresión de descontento. Cuando no se anticipa para ir haciendo ajustes, por lo menos se tiene que reconocer y emprender ajustes. Por ejemplo, creo que ahora hay unos ajustes importantes, el mayor presupuesto educativo, de 38 billones a 44,1. Confiamos que esta reforma tributaria le dé un gran apoyo a la pequeña empresa, a la inversión productiva, al empleo, les devuelva el IVA a los sectores más pobres, haya tres días sin IVA, que le reduzca la cuota de salud a los pensionados de pensión de salario mínimo, ajuste tras ajuste. En lo que nosotros llamamos la “economía fraterna”, sin odio de clases, menos impuestos, más empresa privada, más educación, mejor remuneración, más políticas sociales, yo creo que eso puede ir, por lo menos, dando respuestas.
Uno no puede pedir que no haya descontento, es del ser humano que haya descontento, pero también es de las instituciones, de la política, anticiparse, intuir, evitar que tengan que llegar estos desfogues, hacer las cosas a tiempo y, cuando no se hacen a tiempo, saber hacerlas.
¿Cómo el gobierno, que es del Centro Democrático, va a tramitar las demandas de un pliego del paro?
AU:  Yo respeto al gobierno del presidente Duque, Centro Democrático es su partido, pero nosotros respetamos su autonomía. Él está en un proceso de diálogo amplio con todo el país que a nosotros nos parece importante, pero creemos que todas estas reformas, unas que se están haciendo como la educativa, otras anunciadas y que van a empezar hacerse, que no había habido la oportunidad en el año y cuatro meses anteriores porque las circunstancias presupuestales no lo permitían, nosotros creemos que eso puede ir dando respuestas.
¿Cuál es su lectura de lo que pasó en las marchas del 21 y 22 de noviembre?
AU: Hay de todo: descontento social que no se puede negar, aspiraciones aplazadas de muchos colombianos, injerencia extranjera, esa cosa de Maduro y compañía, ciudadanos de muy buena fe ejerciendo su derecho legítimo a la protesta y vándalos infiltrados.
El toque de queda en Bogotá y Cali
AU: El país necesita permitir, facilitar, respetar los derechos democráticos como la protesta, pero ejercer autoridad contra el vandalismo.
¿Cuál es la salida? Algunos hablan de un pacto nacional
AU: Esos temas los maneja el señor presidente. Nosotros creemos que hay que ir creando una masa crítica.
El presidente Duque presenta una caída en la popularidad, ¿cómo lo ve usted?
AU: Para hablar de malas encuestas hay que empezar por las mías. Entonces, lo que tiene que hacer uno es trabajar de buena fe por el país. El presidente Duque es una persona muy inteligente, muy preparada, muy dedicada, totalmente honorable. El presidente Duque sufre la herencia de un gran desequilibrio social, las limitaciones presupuestales para enfrentarlo, no puede anticipar toda esta inconformidad, lo que le toca ahora es acelerar toda la ejecución de la política para que la democracia colombiana marche tranquilamente.
Nosotros queremos que el presidente Duque tenga todo el éxito, reconocemos todos los problemas que hay, todo lo que falta, pero confiamos que se haga.
¿Le incomoda la oposición que se le hace desde otros sectores políticos?
AU: Yo la he hecho y he hecho la calle, lo que pasa es que cuando nosotros hemos estado en la calle no hemos dejado que se infiltre el vandalismo, ni hemos hecho daños, ni hemos quebrado un solo vidrio.
Pero, los que hacen eso no necesariamente son los que marchan y los opositores políticos.
AU: Por eso se necesita la autoridad, que respete a todos aquellos que ejercen el derecho a la protesta y sea implacable con el vandalismo.   

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.