Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

“Somos un apoyo real en la implementación del acuerdo de paz”: secretario de Estado de EE. UU.

Antony Blinken también habló de la migración y lucha antidrogas. Dijo que Joe Biden lo envió a Colombia para reafirmar la relación con su “aliado más fuerte” en el hemisferio.

Antony Blinken dice que EE. UU. es "un apoyo real en la implementación del acuerdo de paz"

Al término de su visita de dos días a Colombia, en la sede de la embajada de Estados Unidos en Bogotá, el secretario de Estado del país norteamericano, Antony Blinken , le concedió una entrevista exclusiva a Noticias Caracol.

Empecemos hablando de la crisis migratoria que se ha convertido en uno de los mayores desafíos de la administración del presidente Joe Biden, ¿cómo se puede enfrentar este fenómeno que se extendió por todo el continente?

Eso es exactamente por lo que queremos empezar, por el hecho de que se está extendiendo por el continente, lo que es en muchos sentidos inédito, personas moviéndose por todo el hemisferio desde Honduras, El Salvador, Guatemala, México, Venezuela.

El Gobierno colombiano ha sido increíblemente generoso por su hospitalidad y apoyo hacia los venezolanos que han sido forzados a irse de su país, pero además las comunidades haitianas, las que vienen desde Haití, pero también los que vivían en Chile o en Brasil desde hace años, todos se están moviendo.

No tiene precedentes y significa que tenemos que tener una respuesta conjunta, tenemos que compartir la responsabilidad, tenemos que ser capaces de asumir el desafío inmediato pero también la soluciones a largo plazo, en conjunto.

Estoy muy agradecido con el Gobierno de Colombia por reunir a todos los cancilleres el hemisferio para hallar soluciones prácticas para enfrentar el desafío migratorio.

Publicidad

¿En el caso de los migrantes haitianos que están en Necoclí, Antioquia, el Gobierno estadounidense considera aplicar la misma política de “permanecer en México” que usan para los centroamericanos que están solicitando asilo?

Hay varias cosas que tenemos que hacer. Primero, en el corto plazo, cada país tiene que asegurarse de que sus leyes y sus fronteras sean respetadas, tenemos que asegurarnos de tratar a la gente en forma humanitaria y particularmente a la gente que necesita protección… pero las fronteras tienen que ser tranquilizadas… y al mismo tiempo, mientras hacemos eso, la gente debe retornar a los lugares de donde provienen.

Y otras dos cosas que son cruciales: tenemos que atender las causas, qué es lo que está llevando a la gente a tomar esta decisión tan difícil… y eso es, usualmente, porque no hay oportunidades económicas, algunas veces por malos gobiernos, corrupción, violencia, represión. Y lo que estamos tratando de hacer juntos ahora es tratar de apuntar a las causas, con inversiones significativas para tratar de crear oportunidades para la gente.

Finalmente, países que están cargando buena parte, que están hospedando, recibiendo gente de los países vecinos. Tenemos que hacer más para apoyarlos y ayudar con ese peso; el presidente Duque habló de esto ayer (miércoles 20 de octubre de 2021) cuando nos reunimos.

A propósito de refugiados, ¿qué pasó con el éxodo de afganos? Colombia se ofreció a acoger a 4.000 de ellos, ¿ya no será necesario?

Estamos increíblemente agradecidos con Colombia por ese ofrecimiento, tuvimos lo que fue una de las más extraordinarias evacuaciones en la historia, de alrededor de 120 mil personas saliendo de Afganistán en un espacio de dos semanas.

Publicidad

Hablamos con aliados alrededor del mundo para saber si ellos estarían dispuestos de manera temporal a recibir algunos evacuados de Afganistán, mientras terminábamos el trabajo necesario para poder llevarlos a los Estados Unidos. Colombia inmediatamente dijo que estaba dispuesta a hacerlo, por ahora no lo necesitamos, pero estamos agradecidos.

Hablemos sobre la paz. Han pasado cinco años desde la firma de los acuerdos de paz con la extinta guerrilla de las FARC, ¿cómo ve la administración Biden la implementación de esos acuerdos?

Dos cosas. Primero, Estados Unidos ha sido un apoyo fuerte en este acuerdo, primero porque, a través de varias administraciones, incluida la del presidente Obama, en la que yo estuve, trabajamos duro para apoyar la decisión de Colombia de alcanzar el acuerdo, y también somos un apoyo real en esta implementación.

Y esto es lo que sé: pienso que es duro hacer la paz, pero algunas veces es aún más duro implementar la paz, y puede convertirse en algo frustrante y, cuando eso está pasando, la gente olvida cómo fue antes de la paz y da por hecho lo que ha sido alcanzado y olvida cómo funcionan las cosas.

Espero que pueda haber una real energía en seguir avanzando en la implementación del acuerdo... y no podemos perder el hecho de que cosas destacables han ocurrido: mucha gente se ha desmovilizado y ha bajado sus armas, ha habido mayor participación política para esas comunidades.

Tenemos esfuerzos genuinos para que haya responsabilidad y rendimiento de cuentas por las atrocidades que se cometieron, incluidas aquellas cometidas por agentes del Estado.

Publicidad

Estados Unidos está trabajando mano con mano con el gobierno de Colombia. USAID, la agencia para la cooperación está trabajando muy duro en proyectos en áreas rurales que pueden dar a la gente una oportunidad de tener un trabajo, la capacidad de poner comida en la mesa y de un mejor futuro.

Ese es, en últimas, el camino para que la paz sea sostenible, pero, de nuevo, vuelvo a esta proposición: lo lejos a lo que han llegado con respecto a lo que había antes.

Lo más fácil es olvidarlo y tal vez si usted se olvida de eso puede tener menos energía para implementar el acuerdo. Yo tuve una conversación con el presidente y estoy convencido de que el Gobierno quiere avanzar en la implementación del acuerdo.

Hablemos de la guerra contra las drogas. Ayer lo escuchamos hablar de reducir la demanda e invertir en la prevención y recuperación de adictos, eso es un cambio en el discurso, pero en Colombia hay muchas voces que demandan un cambio más profundo y radical. El expresidente Juan Manuel Santos, por ejemplo, la considera una guerra perdida que necesita ser repensada, según él, la prohibición es el pecado original. ¿Es tiempo de hablar de legalización?

Tenemos que tener, a juicio del presidente Biden, una visión global. El cumplimiento de la ley es muy importante, la erradicación es importante, pero también asegurarnos de que estamos enfrentando el problema de la demanda, incluyendo el problema de la demanda en Estados Unidos, porque esa demanda está alimentando el narcotráfico y la violencia.

Y nosotros tenemos enfocarnos en eso, además de la demanda en otros países del hemisferio, y, nuevamente, también tenemos que dar a las personas una opción, una oportunidad, porque si ellos sienten que su única posibilidad es involucrarse en una actividad ilegal, o hay tanta desesperanza en su vida que caen en las drogas, esas son pérdidas, pero si creamos esa oportunidad, si proveemos una opción real, creo que la gente elegirá no comprometerse en este tipo de actividades.

Publicidad

Así que si unimos todo esto, podemos hacer una gran diferencia.

¿Cuándo habrá una reunión?

El presidente Biden me pidió que viniera a Colombia en mi primer viaje a Suramérica como secretario de Estado, precisamente, porque él quería demostrar el gran valor que tenemos hacia el presidente Duque , un verdadero amigo de los Estados Unidos por la alianza entre nuestros gobiernos.

No tenemos un aliado más fuerte en nuestro hemisferio con el que enfrentemos los desafíos conjuntos, ya sea el COVID, los problemas del clima, cómo lograr un desarrollo económico, el narcotráfico, la migración.

Tenemos la mayor cercanía con Colombia. Por eso exactamente, el presidente Biden me pidió que viniera, para reafirmar esa alianza y el valor que tiene para nosotros el presidente Duque y su liderazgo.

Hablamos sobre muchas cosas, Colombia es líder en el tema más esencial de nuestros tiempos. El clima en el COP26, que será en unas semanas, Colombia será una voz líder.

Publicidad

Y no solo el Gobierno nacional es esencial, la voz el presidente es importante, pero también estuve hoy con la alcaldesa de Bogotá y lo que las ciudades están haciendo para encarar los retos del cambio climático también es muy importante, es decir, en maneras muy distintas estamos trabajando juntos y de cerca.

Una última cosa quiero decir, que tenemos una oportunidad, al salir del COVID, de construir de nuevo y mejor. Este es el momento de hacer las inversiones adecuadas que no solamente van a crear empleos, sino que sea beneficioso para el medio ambiente, sostenible, que aborde las necesidades críticas que tiene la gente, construir infraestructura básica, incluyendo los sistemas de salud, incluyendo tecnologías de la información para que todos estén conectados, incluyendo Las áreas rurales y de eso hemos estado hablando con el presidente Duque, con la vicepresidenta y otros miembros del Gobierno.

Y yo pienso que si los Estados Unidos y Colombia trabajan juntos, seremos capaces de mostrar que se puede hacer la diferencia.

Lo que hay de fondo es esto, para países democráticos como Colombia y Estados Unidos, la prueba para nuestros líderes es mostrar que la democracia puede en efecto hacer una diferencia en la vida de las personas, que puede producir beneficios con resultados reales y si hacemos eso creo que la gente nos apoyará, si no, tendremos problema.

Así que tenemos un desafío para lograr que, mientras hacemos el trabajo, cada voz sea escuchada y protegida, y podamos trabajar juntos gobiernos, ciudadanos y sociedad civil.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.