salud
5:13 pm - 18 de Noviembre de 2014

Buscan evitar el primer consumo de drogas a través de proyecto social

Artículo
Por: 
Noticiascaracol.com

La Alcaldía de Medellín desarrolla en la Comuna 2, el proyecto Prevención e Intervención del Primer Consumo de Sustancias Sicoactivas.

Esta iniciativa de la Secretaría de Salud inició en 2013 y busca identificar y trabajar con población en riesgo de la Comuna 2, mediante estrategias para evitar el consumo de sustancias y con aquellos que ya son consumidores, para brindar apoyo sicosocial y rutas de atención para el tratamiento.

“Este tipo de acciones son necesarias. No es un secreto que en nuestra comuna muchos jóvenes consumen y los que no, están en riesgo de hacerlo. Ya los pelados reconocen el programa y ellos mismos se nos acercan para participar de las sesiones con psicólogos” dice Patricia Zapata, presidenta de la Junta de Acción Comunal del barrio La Isla.

Esta es la prueba piloto que irá hasta el 31 de diciembre en su segunda fase y pretende presentar factores de protección, ofrecer alternativas distintas a las sustancias sicoactivas y apoyar en el fortalecimiento del proyecto de vida a niños, adolescentes y jóvenes entre los 6 y los 28 años de edad, así como sensibilizar a sus familias acerca de su rol para propiciar la prevención.

“Las actividades desarrolladas en la segunda fase del proyecto, que inició en septiembre, han sido efectivas en cuanto a la acogida de la comunidad y la participación de la población. El mayor reto ha sido vincular a padres de familia quienes por horarios de trabajo o por barreras frente al tema, no tienen mayor acompañamiento”, indicó Johanna Patiño Zuluaga, coordinadora del proyecto.

Talleres reflexivos, capacitaciones, arteterapia con población en riesgo de consumo, referentes femeninos, grupos de apoyo y  atención psicosocial con consumidores, son algunas de las estrategias desarrolladas en los barrios La Isla y Santa Cruz, en la Comuna 2, la cual de acuerdo con el  Primer Estudio de Población de Salud Mental 2011-2012, reportó mayor prevalencia de consumo. El objetivo es que para el 2015, el proyecto sea replicado en otras comunas de la ciudad.

“En los talleres dibujamos sobre salud mental, felicidad, amor y cómo cuidarnos. Nos enseñan a querernos, a planear qué queremos hacer o estudiar y a saber que la droga solo nos enferma. Con lo que aprendí, aconsejo a mis tíos para que no fumen y me alejo de lugares donde lo estén haciendo. Prefiero jugar básquet y pintar que irme a la calle a fumar” dice Andrea Henao, una estudiante de 9 años de la Institución Educativa Finca La Mesa, sede La Isla, quien participa de los talleres..

“Solo con la continuidad de estos proyectos, los pelados van a empezar a ver las drogas con pereza y a pensar en su futuro. De la noche a la mañana no van a cambiar su interés e intriga pero con este proceso, hemos visto mejoras y muchos de ellos manifiestan que quieren salir adelante; están motivados. Necesitamos apoyo, perseverancia y continuidad”  resaltó Patricia Zapata.

Ver Comentarios

d