Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

De incoherentes y pusilánimes califican médicos de cuidados intensivos a alcaldes de Cali y Bogotá

Cuestionan que se haya permitido jugar la final del fútbol colombiano, y sus respectivas aglomeraciones, cuando el país atraviesa una etapa de rebrote de COVID-19.

El incremento de los contagios por coronavirus en el país generó una fuerte declaración de José Luis Accini, presidente de la Asociación de Medicina Crítica y Cuidados Intensivos, antes las decisiones tomadas por los alcaldes de Bogotá, Claudia López, y de Cali, Jorge Iván Ospina.

El especialista fue enfático en decir que las autoridades no tienen que esperar a “llegar a decir alerta roja con un 90% de ocupación de cama”, cuando la situación es de colapso en la red hospitalaria.

Los casos de COVID-19 en Colombia “vienen en un acelerado ascenso por diciembre”, pero seguramente se incrementarán por lo ocurrido en la final del fútbol colombiano, advirtió.

“Si no están las condiciones epidemiológicas, qué cuesta ser coherente con la situación y aplazar el partido. Si sé que va a haber desmanes sociales, que va a haber el problema de la aglomeración que se dio, que pone en vilo la salud pública (…) hay que mirar cuál es el tipo de intervención”, cuestionó Accini.

Agregó que ya se había anticipado que “esto iba suceder en Bogotá , los desmanes sociales, este tema de la aglomeración, la gente sin protección que vuelve a casa, vuelve a la familia”.

Y criticó seriamente a Ospina: “¿Cómo va el alcalde de Cali a decir que es que ahora que la gente se tiene que portar bien después de? No, es que el partido no se debía dar, esa es la incoherencia”.

Publicidad

Tras esto, señaló, hay colapso en la red hospitalaria y “ya se han abierto corredores como en el Eje Cafetero para tratar de manejar la situación de Cali. Por eso hablo de la incoherencia. Lo de la pusilanimidad es porque se tienen que tomar decisiones coherentes a las circunstancias”.

Dichas circunstancias son, afirma el experto, “la insuficiente oferta, y no me estoy refiriendo a camas (…) La situación limitante es talento humano. Han muerto, en menos de una semana, 7 médicos, más el personal auxiliar de enfermería. El talento humano está cayendo”.

Y volvió a cuestionar la final del fútbol: “cómo se permite un partido de fútbol y la situación que vivimos que es dolorosa. Es frustrante, porque estamos haciendo esfuerzos por conseguir medicamentos”.

También cuestionó a los ciudadanos, porque “se piensa que tenemos 4.000 camas disponibles para el mal comportamiento”.

“Es que el papa lo dijo, todos estamos en la misma barca , el equilibrio se lo da la proa y la popa, así que somos todos, pero no puede solo presionarse el tema desde la unidad de cuidado intensivo”, insistió.

Sin embargo, aclaró que los médicos “no estamos en desacuerdo que la gente tenga un momento de esparcimiento y distracción”, al hablar sobre el concierto que se hará en Barranquilla.

Publicidad

Pero “no puede ser un concierto abierto, tiene que bloquearse a no sé cuántos metros a la redonda para que no se vaya la gente a ir en carro, a tres kilómetros de distancia, poniendo parlantes a todo dar y tomando trago en la vía pública con los desmanes sociales que esto implica”, precisó.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO