Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Denuncian que a escasez de medicamentos se suman sobrecostos: ampolla de $1.500 ya está en $30.000

Clínicas han tenido que “salir a guerrearlos”. Además, Procuraduría alertó sobre potencial falta de jeringas para vacunación contra COVID-19.

La Procuraduría informó que “ha sido alertado respecto de la potencial escasez de jeringas desechables necesarias para la aplicación de las vacunas, lo cual representaría un grave riesgo para la ejecución del plan de vacunación " contra el coronavirus COVID-19 en Colombia.

Dentro de esta misma advertencia, el Ministerio Púbico solicitó al director del Invima informar, a la mayor brevedad, si está asegurada la existencia de medicamentos necesarios para atender pacientes con COVID-19.

Pero la escasez de medicamentos también ha evidenciado otro problema y son justamente los sobrecostos de los mismos, según lo manifiesta la gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán.

“Si es bueno que las autoridades en salud, que las autoridades, organismos de control, sepan que nos están vendiendo medicamentos al doble y al triple del valor que se conseguían normalmente en el mercado”, sostuvo la mandataria.

Pero los altos costos de los medicamentos, en su mayoría para la sedación de los enfermos de coronavirus, también los padecen las clínicas privadas.

“Nos ha tocado a las clínicas de manera independiente salir a guerrearnos los medicamentos y aquí hay dos especuladores que son los distribuidores. Tal es el caso de Mía Solar, que comprábamos una ampolla en 1.500 pesos y ahora la están vendiendo en 30.000 pesos. Eso es totalmente absurdo y todo a la luz y al amparo de los organismos de control”, aseguró Wílliam Aristizábal, gerente de la clínica Medical.

Publicidad

Por su parte, el gremio de anestesiólogos señaló que se están haciendo todos los esfuerzos para conseguir los medicamentos. Sin embargo, aseguran que han sido testigos de malas prácticas para su distribución.

“Es intolerable que haya prácticas de acaparamiento y usura y le pedimos a las clínicas y hospitales y a los entes territoriales que detectan estas prácticas, que, por favor, hagan sus denuncias ante los entes de vigilancia y control”, dijo el anestesiólogo Mauricio Vasco.

El director del Invima, Julio César Aldana, sostuvo que “este fenómeno de desabastecimiento no es un fenómeno exclusivo de Colombia, sino que es mundial”.

“Hoy, las grandes potencias, los grandes productores de materia prima, muchas veces acaparan y especulan con los precios, pero el Gobierno no ahorrado esfuerzos para poder garantizar y tener el plan de vacunación”, anotó.

Ante este panorama, la Procuraduría requirió que, en un lapso de tres días, el Invima informe si se cuenta o no con las jeringas para la vacunación y, sobre todo, el plan de contingencia para garantizar la suficiencia de medicamentos.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO