salud
11:31 am - 30 de Agosto de 2019

Esta es la grave enfermedad que padecía Xana, la hija de Luis Enrique

AFP
AFP
Artículo
Por: 
Noticiascaracol.com

El exdirector técnico del Barcelona y de la Selección de España anunció la muerte de Xana, la pequeña que estuvo cinco meses luchando contra un osteosarcoma. 

La chiquita se enfermó en marzo de este año, motivo por el que el entrenador decidió abandonar la concentración de la selección española en Malta.

Con tan solo 9 años, la hija menor de Luis Enrique Martínez tuvo que luchar con un cáncer de huesos, el más común en niños con una cifra un 3% de los casos de cáncer pediátrico.

Este tumor maligno es consecuencia de un crecimiento veloz de los huesos, por eso tiende a desarrollarse alrededor de los 10 y 15 años, edades en las que se da el mayor desarrollo del cuerpo, aunque también puede afectar a mayores de 60 años.

Se presenta con mayor frecuencia en la tibia y el fémur, cerca de la rodilla, no obstante, puede generarse en cualquier hueso.

No presenta síntomas específicos en su desarrollo. Esto hace que los dolores puedan pasar desapercibidos por ser considerados dolores comunes o de crecimiento. La clave para su tratamiento está en diagnosticar, lo antes posible, la presencia del cáncer y comenzar a tratarlo.

De acuerdo con información de KidsHealth, organización informadora en materia de medicina y cuestiones de crianza, este tipo de cáncer surge de errores aleatorios e impredecibles en la estructura genética, lo que no permite que se establezca una técnica o medida eficaz para prevenirlo.

Sin embargo, si el menor está relacionado a una historia clínica con pacientes de retinoblastoma o tumor de ojo, tendrá que ser sometido a revisiones médicas con mayor constancia.

El osteosarcoma también puede ser consecuencias de radioterapias, irradiación en un hueso o de algún procedimiento complementario con quimioterapia. Otra posibilidad es que el paciente haya tenido problemas de displasia fibrosa, ya que esto puede llegar a convertirse en dicho tumor.

En las últimas tres décadas, los avances médicos han contribuido para que al menos 2 de cada 3 pacientes diagnosticados logren curarse y mantener una larga vida sin recaídas.

El tratamiento incluye la quimioterapias y cirugías para extirpar el cáncer de hueso y eliminar las células cancerosas que permanecen en el cuerpo. Aunque se sigue trabajando en tratamientos más efectivos.

La supervivencia en estos casos está ligada al éxito de la quimioterapia. De la misma forma, un niño con osteosarcoma en un brazo o una pierna suele tener mejor pronóstico que aquel cuya enfermedad afecta a las costillas, los omóplatos, la columna vertebral o los huesos de la pelvis.

En contexto:

Vídeo

Luis Enrique anunció que su hija de 9 años murió tras luchar contra una grave enfermedad

Ver Comentarios

d