Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

La pólvora en las manos de un niño es un arma mortal, así no la prendan

Basta con que la manipule, no se lave las manos y luego las lleve a la boca para intoxicarse, un descuido que ya mató a una pequeña y tiene a otro menor hospitalizado.

Evitar que un niño muera por intoxicación con pólvora en estas festividades navideñas es responsabilidad de los adultos, que también pueden verse afectados por usar estos explosivos.

La emergencia se produce cuando el menor de edad consume o tiene contacto con fósforo blanco, material usado para la fabricación de los totes, como ocurrió con Sofía López, una niña de 5 años que fue la primera víctima fatal de este diciembre .

“Cuando ese material se ingiere puede producir la muerte de manera inmediata o generar secuelas en el tracto gastrointestinal, en el hígado para toda la vida”, explicó el doctor Jaime Fernández, jefe de la UCI pediátrica de la Fundación Cardioinfantil, donde un menor de 6 años de Soacha se encuentra bajo pronóstico reservado.

Luego de que los pequeños tienen contacto con el fósforo blanco “pueden estar asintomáticos las primeras horas, pero hay que estar atentos a todas las manifestaciones gastrointestinales, es decir, vómito, náuseas y dolor abdominal”, dice la toxicóloga Diana Pava.

“En otros casos, donde han transcurrido tres o cuatro días, los niños pueden tener una orina de color más fuerte o diferente o incluso con sangre”, agrega.

Por eso recomienda a los padres que no acudan a remedios caseros.

Publicidad

“Más qué hacer en casa es qué no hacer. En este contexto es bastante relevante que la gente sea prudente, que no administre leche, aceites, que nunca induzcan el vómito porque esto puede empeorar las intoxicaciones”, precisa.

Y es que inducir el vómito, por ejemplo, puede hacer que el contenido tóxico que ya está en la vía digestiva se vaya a los pulmones y eso causa más daños.

Por eso el llamado es claro: no perder de vista a los niños y, en caso de emergencia, acudir de inmediato al médico.

“Para estas festividades recomendamos no utilizar pólvora. Los niños no necesitan ese material para estar felices en familia y los niños suelen ser inquietos, suelen explorar, por lo tanto, siempre estén al cuidado y la vigilancia de los niños”, recomienda el doctor Fernández.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO