Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

¡Ojo! Mantener el descenso de casos de COVID-19 en Colombia depende mucho del autocuidado

La vacunación también es esencial para combatir la pandemia. No seguir los protocolos le da más oportunidad al virus de mutar.

El descenso de casos de COVID-19 que se está registrando en Colombia no quiere decir que la pandemia está por terminar. La clave, mientras avanza la vacunación y se logra la inmunidad de rebaño sigue estando en mantener los protocolos de bioseguridad decretados desde el inicio de la emergencia sanitaria.

No se puede dejar todo el peso de la crisis a las vacunas, que lo que hacen es modificar o cambiar la enfermedad para que sea menos grave, ya que quienes recibieron la dosis aún pueden contagiarse y transmitir el virus.

El médico epidemiólogo Luis Jorge Hernández, salubrista de la Universidad de los Andes, advierte que aún está lejano el día en que se llegue a cero casos de COVID-19.

“Estamos en el descenso de la tercera oleada pandémica en el país. Este descenso va a llegar hasta mantenerse bajo en un valle, no va a descender totalmente”, precisa.

La preocupación por lo que pasa en otros países, donde hay un nuevo incremento de casos a pesar de un número importante de vacunados, tiene que ver con que “hay un grupo de personas jóvenes que todavía no están vacunadas y esas personas jóvenes son las que están interactuando social, laboral, culturalmente, de tal manera que se convierte en una gran bolsa de susceptibles que está permitiendo la transmisión”, indica Jaime Castellanos, director del Instituto de Virología de la Universidad El Bosque.

Asimismo, está la variante delta, aunque “no está confirmando que sea causante de mayor número de hospitalizaciones y de fallecimientos y en aquellos casos en los que ocurre fundamentalmente es en las personas que no están vacunadas”, aclara el experto.

Publicidad

Es por eso que no debe olvidar el autocuidado, el aislamiento y el seguimiento de casos y contactos.

Mantener el descenso de casos de COVID-19 depende, entonces, de: la vacunación, el lavado de manos, el distanciamiento social y el uso de tapabocas.

Es decir, el autocuidado evita principalmente el contagio y la vacunación las complicaciones y muertes.

Lo más probable es que el coronavirus haya llegado para quedarse, por eso no se debe bajar la guardia.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias