salud
12:53 pm - 28 de Octubre de 2015

Mortalidad por tuberculosis cae un 47% pero se sitúa por encima del sida

Artículo
Por: 
EFE

La tuberculosis es la primera causa de muerte por enfermedad infecciosa, señaló la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el informe anual sobre este mal que la organización publicó en Washington y que elabora desde hace dos décadas.

En 2016, la OMS pasará de la estrategia de "detener" la tuberculosis a la de "poner fin" a una enfermedad que es la primera causa de muerte en el mundo junto al sida, con el objetivo de haber reducido el número de fallecimientos un 90% en 2030, respecto a las cifras de 2015.

El organismo mundial quiere que en 2050 la tuberculosis deje de ser un problema de salud pública, que se define por la existencia de un caso por cada millón de personas al año.

En este sentido, el director del Programa Global para la Tuberculosis de la OMS, Mario Raviglioni, explicó en una rueda de prensa para presentar el informe que es necesario el incremento de la inversión, sobre todo en investigación, para avanzar en la prevención de la enfermedad, tanto del sector privado, como de "los países europeos, que realmente no están invirtiendo en ella".

"Necesitamos comprometer a nuestros compañeros y a la comunidad internacional para acabar con la enfermedad", añadió el enviado especial de la ONU para la Tuberculosis, Eric Gosby, quien subrayó que hay que "aprovechar el momento", a la luz de los datos alentadores revelados, para continuar hacia su erradicación.

Tuberculosis en el mundo

La prevalencia (proporción de enfermos respecto a la población estudiada) de la tuberculosis en el mundo bajó un 42% desde 1990 y el objetivo de reducirla a la mitad en ese periodo se cumplió en tres de las seis regiones de la OMS: América, el sureste asiático y la región del oeste del Pacífico.

Esta meta también la lograron nueve de los países más castigados por la enfermedad: Brasil, Camboya, China, Etiopía, India, Birmania, Filipinas, Uganda y Vietnam.

Brasil es el único país americano que está en la lista de los 22 más afectados por la tuberculosis, en la que solo aparece un país de la región europea, Rusia.

Un total de 1,5 millones de personas murieron de esta enfermedad en el mundo en 2014, 400.000 infectados con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) causante del sida, que aumenta el riesgo de contagio por el bacilo de la tuberculosis.

El VIH mató el año pasado a 1,2 millones de personas en el mundo, una cifra que incluye los 400.000 mencionados con tuberculosis.

Así, recordó Ariel Pablos-Méndez, administrador adjunto para la Salud Global de la Agencia de Desarrollo de Estados Unidos (USAID), la tuberculosis se ha convertido en la primera causa de muerte por enfermedad infecciosa del mundo, "y requerirá al menos el esfuerzo de otra generación acabar con ella".

"Es una amenaza muy seria, por eso algunos la llaman el ébola con alas, porque su capacidad de transmisión es similar a la del ébola sin tener brotes bruscos", advirtió el especialista.

En 2014 hubo 9,6 millones de nuevos casos de tuberculosis en el mundo, pero el 37% no recibió diagnóstico o al menos no fue reportado a la OMS, por lo que se desconoce si recibió el tratamiento adecuado.

El 58% de los nuevos casos de tuberculosis del año pasado se dieron en el sureste asiático y en la región del oeste del océano Pacífico, dos de las seis divisiones geográficas con las que trabaja la OMS.

La región africana concentró el 28% de los casos y la mayor carga de la enfermedad en relación a la población, con 281 casos por cada 100.000 personas, más del doble que la media global de 133.

India (23%), Indonesia (10%) y China (10%) registraron el mayor número de casos.

Transmisión y tratamiento

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que afecta típicamente a los pulmones pero que puede afectar a otros órganos.

La enfermedad se transmite por el aire cuando las personas con tuberculosis pulmonar expulsan la bacteria que la causa, por ejemplo al toser.

Una proporción relativamente pequeña (entre el 5 y el 15%) de los entre las 2.000 y 3.000 millones de personas infectadas con la bacteria en el mundo desarrollan la enfermedad, una probabilidad que es mucho más alta en los infectados con el virus VIH.

Sin tratamiento, el índice de mortalidad de la tuberculosis es alto, pero con un tratamiento adecuado el índice de éxito es de alrededor del 85%.

Hasta 1940 no se desarrollaron los primeros tratamientos efectivos contra esta enfermedad y el de mejor resultados, la Rifampicina, no estuvo disponible hasta los años sesenta.

Ver Comentarios

d