salud
3:01 pm - 4 de Agosto de 2019

Farmacéuticas internacionales proponen al Gobierno Nacional hacer investigaciones en colombianos

El planteamiento científico divide a los expertos del país, mientras algunos especialistas resaltan su aporte a la medicina, otros advierten sus riesgos.

A Luz Mery Isaza le cambió la vida cuando tenía tan solo 28 años. Una enfermedad en las articulaciones y un accidente de tránsito le impedían, a su edad, hacer cualquier tipo de actividad física como trabajar, bailar y en ocasiones hasta disfrutar tiempo con sus hijos y con sus amigos.

“Los dolores eran insoportables, me hacían lloran, podía caminar, pero mal, no podía caminar ni media hora porque me sentaba el dolor”, relata la mujer.   

Según Luz Mery, ningún medicamento le calmaba su dolor. ¿Qué tomabas en ese entonces?

“Lumbar forte, acetaminofén con codeína y varios medicamentos”, indica.  

Hoy en la mesa del Gobierno Nacional hay una propuesta que busca potencializar la investigación médica, donde se espera que nuestro país se convierta en una pieza clave para hacer parte de una fase esencial a la hora de desarrollar nuevas medicinas: probar su eficacia y seguridad en humanos.

"El país lleva participando en investigación clínica hace 35 años. Creo que el impulsar la investigación clínica en Colombia es una idea que nos beneficia y así nuestros pacientes pueden tener acceso a la tecnología", explica Carlos Augusto Pérez, miembro del comité asesor de la junta directiva Asociación Colombiana de Centros de Investigación Clínica (Acic).

“Eso significa que habrá pacientes que van a recibir medicamentos experimentales, así como inversiones en infraestructura y algunos beneficios para los pacientes, y son también beneficios de representación de la población colombiana para el mundo”, señala María Dolores Pardo, farmacéutica y docente de la Universidad Manuela Beltrán.

Para el coordinador de la comisión de educación de la Academia Nacional de Medicina, Colombia le puede ofrecer al mundo mucha experiencia que no se puede obtener en ciertos países.

"Muchas veces vienen doctores de otros países para hacer cirugías en niños con labio leporino, ¿por qué razón? porque en Suecia y Dinamarca son muy bajas las probabilidades de esta enfermedad y acá sí la tenemos la experiencia. Tenemos las cirugías por armas de fuego o por minas antipersona y, lamentablemente, los quemados con ácido en la cara los tenemos acá. Entonces sí podemos aportarle al mundo muchas cosas", advierte Ricardo Salazar, coordinador de la comisión de educación de la Academia Nacional de Medicina.  

¿Se acuerdan de Luz Mery?  Ella es una de las personas en Colombia que de manera voluntaria ha prestado su cuerpo para investigaciones

"Desde el 21 de junio ingresé acá y gracias a Dios y a los doctores me siento muy bien. Llevo mi primera dosis de droga y me siento muy bien, me siento muy diferente", resalta Luz Mery, paciente investigada.  

Y tiene sus argumentos para hacerlo:

"A mí me quiso meter miedo mucha gente, pero yo no, yo tengo que mirar es que yo esté bien y solo Dios y yo sabemos mis dolores y lo que tiene uno que uno hacer es experimentar".  

Pero esta propuesta presentada al Gobierno Nacional ha abierto un debate en la medicina colombiana.

"Hay antecedentes muy recientes en la historia, en los años 70, en los años 80 en Estados Unidos, en Guatemala, en el África, incluso en los países de la cortina de hierro, en donde se abusaba a los pacientes que están en estado en estado de vulnerabilidad y no puede dar su consentimiento y se les engaña y se les obliga a someterse a intervenciones que no los van a beneficiar a ellos", relata María Dolores Pardo, farmacéutica y docente de la Universidad Manuela Beltrán.

“Por eso es muy importante que el estado tenga unas políticas estrictas”, añade Ricardo Salazar, de la Academia Nacional de Medicina.  

Según Acic, Colombia se raja en investigación clínica al explicar que la participación del país en el mercado científico mundial está muy por debajo de los estándares internacionales.

Ver Comentarios

d