Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Pacientes están llegando más graves a UCI y todo podría empeorar después de Semana Santa: expertos

Hablaron de la situación que vive Barranquilla, donde, afirman, empezó el tercer pico. Insisten en no caer en la falsa creencia de que la vacuna COVID-19 ya está resolviendo la pandemia.

José Luis Accini, presidente de la Asociación Colombiana de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo (AMCI), y Eduardo Barciela, presidente de la regional Caribe, revelaron a lo que se están enfrentando con el incremento de casos de coronavirus en el departamento del Atlántico, especialmente en la capital.

El doctor Accini sostuvo que “las tendencias en Colombia muestran incremento de casos en el territorio nacional, pero especialmente esto es evidente en Barranquilla . Hemos llegado, en 19 días, a tener 129 pacientes; el primero de marzo en UCI a tener 274 casos, es un incremento cercano al 70%”.

El especialista Barciela, por su parte, reveló que casi todas las instituciones de La Arenosa “están entre el 85% y 100% (de ocupación), como Puerto Azul, Asunción, Caribe, Misericordia Internacional, San Martín General del Norte, que es una clínica muy grande, de las que más camas de UCI tiene en la ciudad, Bonnadona, San Diego, que tiene 30 camas, en fin, hay una explosión de casos en la ciudad”.

“Tenemos la percepción, sin que esto sea un análisis estadístico detallado, de que los casos están llegando en un muy mal estado, en graves circunstancias”, agregó.

“Lo he confrontado con intensivistas de otras instituciones y tienen la misma percepción sin que tengamos números ni estadísticas para aseverar esta opinión que estamos teniendo”, aclaró.

Accini precisó que estos pacientes están entre los 50 y 60 años, “con muchas comorbilidades”.

Publicidad

Pese a la gravedad, Barciela dijo que “una tercera parte está en ventilación mecánica, sin intubación, y dos terceras partes están con soporte de oxígeno de alto flujo y con una evolución incierta hacia la ventilación e intubación”.

Los especialistas también se refirieron a lo que llamaron “la paradoja de la vacuna, es decir, que la persona puede estar creyendo que ya con la vacuna se está solucionando todo y resulta que esto no es sino una intervención hasta ahora muy focal sobre unos grupos de riesgo, esto no está teniendo ningún impacto en la salud pública y la posibilidad de alto contagio es bastante alta”.

Barciela habló específicamente de los doctores de primera y segunda línea que ya recibieron la vacuna.

“Muchos de ellos pudieron haber estado en peligro de incubación de la enfermedad cuando recibieron la vacuna. Unos ya pasaron el tiempo de incubación, han tenido la enfermedad, ninguno ha llegado a intubarse, pero tampoco han sido casos leves, han sido casos de entrar en cuidados intermedios”, afirmó.

Frente a esto, el doctor Accini insistió en recordar que la vacuna COVID-19 “no tiene 100% de eficacia para evitar la enfermedad desde lo asintomático a lo más leve o a lo más grave. Lo que más protege, 100% prácticamente de ellos, es el avance a una enfermedad severa. Es posible que aun recibiendo vacuna, dos dosis, las personas puedan seguir enfermando, más el personal de salud que está, obviamente, en primera línea y en contacto con un ambiente de mayor riesgo”.

“A este virus hay que tenerle miedo, no pánico porque es paralizante, pero sí miedo que nos induce a cuidarnos y debemos tomar todas las medidas de precaución como en la primera ola, esa sería la recomendación para los profesionales de salud y para las personas”, pidió el intensivista Barciela.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias