Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Por increíble que parezca, hay grupos antivacunas buscando hacer creer que el coronavirus es invento

A pesar de los movimientos en contra, es innegable el éxito de las vacunas en la salud de la humanidad. La invitación es a confiar en la ciencia y no subestimar el COVID-19.

Pocas intervenciones en salud han tenido un impacto tan grande y positivo como la vacunación, como lo explica el doctor Jorge Alberto Cortés, quien dice que esta práctica lleva unos 200 años ayudando a disminuir la mortalidad de niños y las infecciones graves como el sarampión, polio y hepatitis, entre otras. También ha permitido una sociedad con mejores niveles de vida.

Pese a esto, hay personas y grupos antivacunas que se han dedicado por décadas a difundir mensajes dañinos y la aún no existente vacuna contra el nuevo coronavirus no ha sido la excepción. Inclusive hay quienes quieren hacer creer que el virus es un invento con fines políticos, lo cual resulta muy peligroso.

“El COVID-19 es una desafortunada realidad en nuestros hospitales y se han oído noticias (…) estamos cada día con mayor número de pacientes. Lo que esperamos es que aparezca una vacuna para poder protegernos y las vacunas no permiten cosas como las que se relatan en la ciencia ficción, como introducir chips en el cuerpo o determinar las conductas de las personas. Las vacunas estimulan el sistema inmunológico para que produzca defensas”, explica el infectólogo.

Muchos artistas famosos han hecho virales sus opiniones antivacunas. El más visible por estos días, el tenista Novak Djokovic, a quien la realidad le cobró duro sus declaraciones porque dio positivo para coronavirus después de organizar torneos y fiestas sin medidas de seguridad.

Publicidad

“Un muy buen tenista, pero, desafortunadamente, con pobres conocimientos de virología o epidemiología. Su caso mostró que podía infectarse. Esperamos que a la gente joven, como Djokovic, les vaya bien al infectarse, pero no podemos esperar que nos guíen a tomar decisiones personas que no tienen conocimientos sobre la salud”, señala el docente de la Universidad Nacional.

Las vacunas, como cualquier intervención en salud, pueden traer efectos secundarios, por eso el proceso detrás de su desarrollo es largo y riguroso. Una vez se demuestra que es mayor el beneficio que el riesgo es que se decide su uso.

En este momento las mejores herramientas que tenemos contra el nuevo coronavirus, además del lavado de manos, el tapabocas y la distancia física, es confiar en la ciencia y en la información transparente respaldada por ella.

Vea también:

Publicidad

Publicidad

Lo más visto
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.
ENTENDIDO