Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Vea por qué es tan importante evitar demoras y brechas en vacunación contra el COVID-19

En el mundo van más de 56 millones de dosis administradas, sin embargo, no todos los países llevan la misma velocidad. Además, experto hace advertencia sobre temporada de lluvias en Colombia.

Vacunar significa salvar vidas, proteger al sistema de salud y retomar, poco a poco, cierta normalidad, pero no quiere decir que vamos a acabar con el virus de un día para otro, enfatiza la doctora Fernanda Hernández.

Mientras EE. UU. llevan ya 17 millones de dosis inoculadas, países como Colombia o los del continente africano aún no aplican la primera y, según expertos, el tiempo es oro.

“Es importante que empecemos a realizar la vacunación lo más pronto posible. Eso nos va a permitir: primero, proteger a los de mayor riesgo - de forma que la gente pueda salir a trabajar sin el temor de que su papá, su tío o su abuelo, eventualmente, se enfermen -. Segundo, disminuir el impacto que la enfermedad tiene sobre los hospitales y, en general, sobre el sistema de salud. Tercero, nos acercará a la posibilidad de llegar a esa inmunidad de rebaño, es decir, que una mayor cantidad de gente esté protegida”, explica el infectólogo Jorge Alberto Cortés.

Pero, no solo se requiere vacunar rápido, también se necesita vacunar a la mayor cantidad de personas posibles.

“Lograr altas tasas de vacunación rápidamente permite controlar la enfermedad más rápidamente. Los datos de Israel, en donde una proporción importante de la población ya se ha vacunado, muestran que se logró abortar una segunda parte de esta segunda ola, así que para nosotros sería importante para prevenir lo que va a suceder en la temporada de lluvias, donde pueden confundirse COVID con otros virus que puedan estar circulando”, señala el Cortés.

Además de esto, dejar brechas en tiempo y población tiene implicaciones para todos, no solo a nivel nacional sino global.

Publicidad

“El asusto de vacunar rápida y masivamente podría garantizar que se bloquee la cepa que en este momento está circulando en la mayor parte del mundo, de eso se trata. Por eso, el asunto de la vacunación en este momento es un asunto de solidaridad mundial que significa intentar cortar la transmisión, lo más rápidamente posible, de la variante que está en este momento circulando, para también así limitar la aparición de nuevas variantes que pudieran complicar el panorama de la vacunación en el mundo”, indica Jaime Castellanos, director del Instituto de Virología de la Universidad El Bosque.

Las demoras y brechas en vacunación se traducen en mortalidad, mayor carga al sistema de salud y, en definitiva, prolongación de esta crisis.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias