Un suicidio cada 40 segundos: el próximo podría tocarlo a usted

En el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, hagamos un pacto de vida:

Fuente: Imagen de referencia / Unsplash

 No ESTIGMATIZAR, sino ENTENDER y AYUDAR a aquellos que sufren. Ni capricho, ni ganas de "llamar la atención", ni debilidad. El suicidio es un tema muy serio. 

 

 

Fuente: Imagen de referencia / Unsplash

Según la OMS, 800 mil personas se quitan la vida cada año, es decir, ¡un suicidio cada 40 segundos! Son muertes que deben movernos a todos.

Fuente: Imagen de referencia / Unsplash

Esta cifra es mayor a la suma de muertes por homicidio y guerra. No critique, mejor actúe, pues el próximo podría ser alguien cercano a usted. Hay que aprender a identificar las señales de alerta y, sobre todo, ayudar a prevenir. Más amor, menos señalamientos.

El suicidio se puede presentar por problemas mentales o en momentos de crisis por rupturas amorosas, problemas financieros y enfermedades crónicas. ¡El que se mata no quiere dejar de vivir, sino dejar de sufrir!

Fuente: Imagen de referencia / Unsplash

El suicidio toca, también, a personas propensas a la discriminación: indígenas, comunidad LGBTI, reclusos, refugiados y migrantes. ¿Quién eres tú para juzgar al otro? 

Pero, ¿qué hacer? ¿Cómo identificar que alguien va en ese camino? Quizá lo más importante es motivar, en casa, en escuela y trabajos, algo tan simple como HABLAR y ESCUCHAR. Una palabra, en estos casos, puede significar vida. 

Fuente: Imagen de referencia / Unsplash

Ojo a estos síntomas: ¿has pensado en hacerte daño recientemente? ¿Tu estado de ánimo va en caída y no encuentras piso? ¿Nada, ni nadie, te produce esperanza? ¿Te aislaste? Busca ayuda: no es de cobardes, sino de valientes, admitir un problema y enfrentarlo. 

 

 

Fuente: Imagen de referencia / Unsplash

Si sabe de alguien con esta conducta, no dude en tenderle la mano. EL SUICIDIO ES UN PROBLEMA DE TODOS.

Fuente: Imagen de referencia / Unsplash