Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Cómo funciona la inteligencia artificial: el cerebro detrás de la tecnología

Adéntrese en el cómo funciona la inteligencia artificial. Vea la forma en que se desempeña el cerebro detrás de la tecnología moderna.

La inteligencia artificial intenta imitar el proceso de funcionamiento del cerebro humano
¿Cómo funciona la inteligencia artificial? Esta intenta imitar el proceso de pensamiento del cerebro humano.
Yuichiro Chino/Getty Images

Textos, ideas de recetas con ingredientes que tiene en casa, covers de canciones que algunos artistas nunca cantaron o imágenes que parecen reales pero nunca ocurrieron. La inteligencia artificial (IA) es capaz de crear productos y pensar por los humanos, pero, ¿sabe qué es y cómo funciona la inteligencia artificial?

“La inteligencia artificial es un campo que combina la ciencia informática y los conjuntos de datos robustos para permitir la resolución de problemas. También abarca otros subcampos y disciplinas conformadas por algoritmos que buscan crear sistemas expertos que hagan predicciones o clasificaciones basadas en datos”, explica la multinacional tecnológica IBM.

Existen varios tipos de IA, pues algunas son básicas y otras más desarrolladas, pero en general, la magia de cómo funciona la inteligencia artificial está en las redes neuronales artificiales. Esta tecnología básicamente intenta entender y posteriormente replicar el proceso del pensamiento humano en dos niveles: cognitivo y del lenguaje.

¿Cómo funciona la inteligencia artificial?

En cuánto a la primera, el desarrollo usa “neuronas” que imitan el funcionamiento del cerebro humano para aprender y tomar decisiones. Y para poder vincular la forma en la que procesan las IA y como se comunican los humanos, entonces la IA adapta un sistema llamado procesamiento de lenguaje natural (NLP) para que los humanos podamos darle comandos en lenguaje que no sea de programación o código computacional.

Publicidad

Y para que las IA puedan entender y hablar nuestro idioma, deben hacer lo que todo humano hace para saber algo: aprender. Esto se logra proporcionándole datos al sistema para que luego pueda tomar decisiones basadas en esa información. En términos prácticos, esto significa que, si por ejemplo usted quiere que una máquina de IA reconozca gatos, le debe mostrar miles de imágenes de gatos. Así, la máquina puede analizar los datos para identificar patrones y características que le permitan distinguir un gato de otros objetos.

Que la máquina adopte y entienda los datos no se hace solo. Para esto se requiere de programar algoritmos, que, en palabras sencillas, son como instrucciones que las máquinas siguen para realizar tareas específicas. Durante el proceso de aprendizaje, los algoritmos ajustan sus parámetros para mejorar su desempeño.

“Los algoritmos son una serie de instrucciones para que las máquinas mejoren los patrones, es decir, se crean conductas predeterminadas para manejar los datos. Del procesamiento controlado de la información es de donde la IA sacará los patrones de conducta. Al final, la combinación de algoritmos y datos hace que la IA aprenda automáticamente y posibilita que se enfoque en una o varias tareas específicas”, asegura Telefónica en su página web.

Publicidad

Tipos de inteligencia artificial
Como mencionamos inicialmente, hay varios tipos de esta tecnología. La respuesta a cómo funciona la inteligencia artificial a grandes rasgos es igual, pero hay variaciones en el proceso de aprendizaje de la máquina. Todo depende del tipo de IA que use.

IA débil: esta se enfoca en tareas específicas y limitadas. Es altamente especializada y no tiene la capacidad de realizar tareas fuera de su área de enfoque. Esto sucede con los chatbots y sistemas de recomendación en línea.

IA reactiva: se basa en reglas y algoritmos predefinidos para tomar decisiones, por lo que no aprende ni se adapta a nuevas situaciones. Se utiliza en aplicaciones como juegos de ajedrez y sistemas de navegación de vehículos autónomos.

IA machine learning: este tipo de IA se basa en el aprendizaje automático, donde las máquinas pueden aprender de datos y experiencias pasadas para mejorar su desempeño. Este desarrollo lo usan los asistentes virtuales y sistemas de reconocimiento de voz.

IA fuerte: tiene la capacidad de realizar cualquier tarea intelectual que un humano pueda hacer. Si bien aún no se ha llegado a un sistema que opere así completamente y sin errores, las empresas de tecnología le están apostando a este tipo de IA.

  • Publicidad