Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Cali conmemora 65 años de la explosión del barrio Piloto, que cobró la vida de 4.000 personas

La emergencia ocurrida en 1956 ocurrió al detonarse repentinamente en un barrio céntrico 42 toneladas de dinamita previstas para hacer carreteras.

Cali conmemora 65 años de la explosión del barrio Piloto, que cobró la vida de 4.000 personas
Captura de pantalla de video Señal Memoria, tragedia del barrio Piloto en 1956
Señal Memoria

Este fin de semana se cumplen 65 años de la devastadora explosión del barrio Piloto, que marcó la historia de Cali . Más de cuatro mil personas murieron tras una detonación repentina de 42 toneladas de dinamita.

Édison Reyes tenía 8 años de edad cuando a la 1 de la madrugada del 7 de agosto de 1956 un estruendo sacudió su cama; entre el humo y el caos salió de su casa y se llevó una gran sorpresa.

“Nosotros nos salvamos por la cuestión de que en esa época donde nosotros vivíamos era casa de bahareque, parte de la gente que tenía casa de material fue la gente que más murió”, recordó.

La explosión del barrio Piloto se produjo por la repentina detonación de 42 toneladas de dinamita que permanecían en la antigua estación del ferrocarril del Pacífico e iban a ser empleadas en la construcción de carreteras, destruyó 36 manzanas de ese céntrico sector de Cali, dejando un cráter de 50 metros de ancho por 8 de profundidad.

El historiador Hansel Mera explicó lo ocurrido: “Son siete camiones de dinamita, siete camiones digámoslo que en su momento tenían una gran capacidad de tonelaje, eso es una cuestión de cine, de terror”.

Vea además:

La detonación que sacudió hasta sus entrañas a la capital del Valle fue tan fuerte que se sintió en otros municipios.

Publicidad

Decenas de personas buscaban a sus familiares en medio de los escombros.

“Por lo menos hasta las 7 u 8 de la mañana había todavía incendios en la zona y alrededor de la zona de la explosión, pero también había cadáveres, había miembros dispersos, había incertidumbre”, contó.

Las devastadoras escenas de la explosión del barrio Piloto eran el reflejo de una catástrofe sin precedentes.

Quedaron heridas 12 mil personas, otras cuatro mil perdieron la vida y los que tuvieron la fortuna de sobrevivir, se enfrentaron a imágenes de dolor y desesperanza, difíciles de soportar.

“El abuelo mío, a causa de esa explosión, se montó en un furgón de esos del ferrocarril y se cortó las venas; lo encontraron mi mamá, mis tíos”, manifestó Hernando Marín Orozco, familiar de la víctima.

Pero el apoyo de miles de caleños que se volcaron a ayudar a los damnificados, sembró la semilla de una nueva ciudad.

Publicidad

“Los rasgos de solidaridad y de empatía en ese momento fueron muy altos, la cantidad de gente que se organizó de manera voluntaria para tratar de rescatar y atender, yo creo que en la historia de Cali no tiene antecedentes”, dijo el historiador.

Un año después de la tragedia, con la idea de reactivar la economía y reponer el entusiasmo de la consternada población, nació la Feria de la Caña, conocida ahora como la Feria de Cali, símbolo del retorno de la esperanza y la alegría.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.