Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Esto pasará con policía que se negó a participar en desalojo de cinco familias

Unos de sus superiores aseguró que, "frente a una orden legítima, no tenemos sino un solo camino: garantizar el cumplimiento".

“Es algo injusto lo que están haciendo en este momento. No les van a dar vivienda, no les van a dar reubicación, están abusando de los derechos humanos. Yo sé que me van a trasladar” , con ese argumento el patrullero Ángel Zúñiga se negó a participar en una diligencia de desalojo en Cali.

Su testimonio quedó grabado y se viralizó en redes sociales, donde se libra una batalla de opiniones.

En el video, al parecer hecho por uno de los afectados, el policía califica la diligencia como una injusticia y no solo se niega a participar, sino que entrega su arma y su radio.

"Si quieren échenme ya, llevo diez años de patrullero. Esto es un abuso", dijo el uniformado.

El operativo se llevó a cabo en la invasión de La Viga, sector Pance, sur de Cali. Allí, cinco casas fueron derribadas

Publicidad

Sumado a la conmovedora reacción del uniformado, está el drama que viven ahora las familias que fueron desalojadas y no tienen ninguna alternativa de reubicación por parte de la Alcaldía.

“Somos desplazados de Taminango, Nariño, nos están desalojando sin ningún aviso”, explicó Ana Vásquez, afectada.

Este desalojo en zona rural de la capital del Valle del Cauca se inició en noviembre del año pasado, pero se había suspendido.

Según la Alcaldía, se realiza de acuerdo con un fallo administrativo para recuperar el territorio del municipio ocupado de manera ilegal por familias desplazadas.

“Son legales (los desalojos) en la medida en que son territorios de la municipalidad y hay que recuperarlos (…) Son legales, pero no legítimos”, señaló Ana Erazo, concejal de Cali.

Entre tanto, las autoridades ya iniciaron una investigación interna para establecer si el patrullero violó alguna norma y cuál sería la sanción que enfrentaría.

Publicidad

“Los policías de Colombia, en el cumplimiento del deber, nunca perdemos nuestra condición humana. Sin embargo, frente a orden legítima expedida por la autoridad judicial o administrativa correspondiente, no tenemos sino un solo camino: el de garantizar el cumplimiento. Ni el policía, como ningún servidor público, podrá incurrir en una omisión o en una extralimitación en el cumplimiento de sus deberes”, explicó el general Manuel Vásquez, comandante de la Policía de Metropolitana de Cali.

En medio del aislamiento y la zozobra, las comunidades que habitaban en esta zona no saben dónde pasarán el resto de la cuarentena.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias