4:54 pm - 10 de Septiembre de 2019

Incendios forestales causaron graves afectaciones en zonas rurales de tres municipios del Cauca

Los habitantes de estas zonas afectadas solicitaron la ayuda gubernamental, pues las llamas consumieron todo a su paso.

Más de 1.000 hectáreas de bosques y cultivos, además de viviendas destruidas, es el resultado de un voraz incendio que se inició desde hace seis días en zona rural del municipio de Cajibío, ubicado en el centro del departamento del Cauca.

El esfuerzo de la comunidad y los organismos de socorro que han llegado hasta la vereda Los Cajones del municipio de Cajibío, han sido infructuosos ante la magnitud del incendio.

“Creo que superamos las mil hectáreas eso es demasiado, pero hay que tener en cuenta que son zonas de difícil acceso y no tenemos vías que nos permitan acceder con todos los equipos que se tienen”, manifestó Andrés José Gómez, coordinador de la Oficina Departamental de Gestión del Riesgo.

Por su parte, Pedro Mosquera, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Los Cajones manifestó las afectaciones que ha producido la conflagración.

“Como podemos ver nuestra vereda está consumida en un 60 %, el incendio ha atrapado cultivos de pancoger, caña de azúcar, café y hasta potreros”, expresó.

Así mismo, los habitantes informaron que unas viviendas de la vereda mencionada, también fueron consumidas por las llamas.

“Pudimos corroborar la destrucción de tres casas, que quedaron totalmente incineradas y dos ramadas de trapiche”, reveló William Aranda, habitante.

Igualmente, los moradores piden la pronta ayuda de las autoridades departamentales.

“Lo que le quiero decir a todas las entidades es que por favor se apiaden de nosotros, que nos colaboren con lo que más se pueda, porque como logran ver, todo está en cenizas”, expresó Guido Rivera, habitante.

La situación no es menos dramática en la vereda La Catana, zona rural del municipio de Sotará, ubicada en el Cauca, donde un incendio ha destruido más de 200 hectáreas de bosques.

Además, los fuertes vientos y la difícil topografía del terreno donde se registran las conflagraciones han dificultado la labor de bomberos y comunidad.

El coordinador de la Oficina Departamental de Gestión del Riesgo, Andrés José Gómez, dio a conocer que se han presentado inconvenientes para atender la emergencia.

“Tenemos problemas con la maquinaria que cayó, la misma torre de vigías y otros sectores que está muy críticos, al mismo tiempo, las fuentes de agua,  nosotros tenemos que verificar a ver cómo está ese tema”, expresó.

En el municipio de Caldono, un incendio que se presenta desde el pasado sábado está afectando la fuente hídrica que alimenta la bocatoma del acueducto de este municipio.

 

Ver Comentarios

d