8:48 pm - 9 de Enero de 2019

La seria afectación que obliga a un nuevo desalojo de venezolanos en Cali

090119Campamento

Cerca de 300 ciudadanos del vecino país que están invadiendo una zona verde en el norte de Cali serán retirados del lugar para recuperar el espacio público.

Esta sería la tercera vez que la Alcaldía de Cali interviene las zonas que han sido tomadas por los venezolanos. Esto obedece a las quejas de la ciudadanía caleña, en especial, por problemas de salubridad y afectaciones tanto en negocios como en la valorización de predios.

“Está invasión directamente ha provocado una caída estrepitosa dentro de los precios del metro cuadrado de la gente que vive ahí y está a punto de quebrar la gran mayoría de negocios de las personas en los alrededores. Estamos hablando de una afectación seria”, dijo Pablo Uribe, subsecretario de Seguridad y Justica de Cali.

Los venezolanos que volverán a ser objeto de desalojo se instalaron en una zona verde al lado del río Cali en octubre de 2018, tras ser retirados de las afueras de la Terminal de Transportes. Dicen que al no tener permiso de trabajo no tienen para dónde ir y su única opción sigue siendo la calle.

“Si estamos acá es por lo mismo, porque no tenemos trabajo para pagar un arriendo, no tenemos para dónde irnos.  A la hora que nos desalojen, bueno, será buscar otro espacio donde también nos van a desalojar más luego”, afirma la venezolana Dayana González.

Vea también: Desalojan a cerca de 200 venezolanos que invadieron espacio público frente a terminal de Cali

Estas personas, que abandonaron Venezuela por la intensa crisis que se vive en dicho país, sostienen que no tienen posibilidades de empleo.

“La idea es que tengamos un sueldo digno y así nosotros podemos pagar arriendo y nos podemos ir de aquí, pero si no tenemos trabajo, no hay apoyo por parte de las empresas hacia nosotros, porque no tenemos permiso”, dice uno de los venezolanos asentados al lado del río Cali.

Sin embargo, la alcaldía de la capital del Valle del Cauca asegura que en esta oportunidad no promete albergue ni transporte.

“En Cali hay 37.000 venezolanos y la mayoría de ellos no tiene permiso especial de permanencia y no usan esa excusa para invadir el espacio público. La gran mayoría de los venezolanos, es decir, 36.700 están pagando arriendo, una pieza o viviendo donde un familiar”, explica Pablo Uribe.

La reunión para concretar la fecha del desalojo se llevará a cabo este jueves 10 de enero con la Personería de Cali. La alcaldía asegura que en el procedimiento se velará por los derechos humanos, pues no solo participará la mencionada entidad, sino ICBF, Policía y Migración Colombia.

Ver Comentarios

d