1:42 pm - 18 de Enero de 2020

Las fuertes heladas por las que agricultores del Cauca enviaron un SOS al Gobierno nacional

Solo en el municipio de Totoró se perdieron 1.350 hectáreas de cultivos de papa, yuca y cebolla por este fenómeno natural.

Cerca de 300 productores agrícolas de Totoró, Cauca, prácticamente lo perdieron todo por culpa de las fuertes heladas de los últimos días.

Solo bastaron algunas horas para que estas destruyeran, por ejemplo, las 60 hectáreas de papa que había cultivado Enrique Navarro. Al recorrer los cultivos, se evidencia la magnitud del daño que dejaron las bajas temperaturas.

Hojas quemadas, tallos doblados y más del 90 por ciento de la cosecha totalmente perdida. A menos de dos meses de recoger lo que se estimaba fueran cerca de 20 mil bultos de papa, ahora a este agricultor solo le quedan miles de plantas secas, con frutos que no alcanzaron a madurar.

“En el caso de aquí, que las matas tienes aproximadamente 3 meses, 15 días, se pierde un 98 %, si se cosecha algo, se recupera un 2 % de la cantidad”, explica.

Otros agricultores, como Jesús Quembuel, aseguran que, por la condición en la que quedaron las plantas, les sale más costoso pagar los obreros para recoger lo poco que quedó. “Se pierde, sobre todo, el trabajo, la semilla y el arado, pues todo”, señala el agricultor afectado.

En total, son 293 los productores que, en el municipio de Totoró, perdieron la mayoría de sus cultivos. 

“La mayoría trabajan es con los bancos y ellos allá no le dan espera a uno. Muy terrible, el panorama es desolador, cuánto trabajo uno invierte para que, en verdad, esto quede así”, afirma  Óscar Cotasio, damnificado.

Mauricio Capote, otro damnificado, asegura que fueron cinco días de heladas constantes, “entonces, eso no queda es nada”.

Damnificados y autoridades pidieron ayuda gubernamental para superar esta crisis. Gabriela Escobar, secretaria de Desarrollo Económico, Ambiental y Productivo de Totoró, sostiene que, “para el sector agropecuario,  ha sido bastante complicado.

“Las ayudas siempre llegan muy tarde, llegan básicamente después de dos, tres años, y, en algunas ocasiones, hemos tenido ayudas, pero no aplicadas realmente a la pérdida que ha tenido el productor como tal”, asegura.

Ahora, las cerca de 300 familias que perdieron sus cosechas esperan que el Gobierno nacional les brinde ayuda económica para reponerse y volver a sembrar.

Según la Secretaría de Desarrollo Económico, Ambiental y Productivo de Totoró, las pérdidas por este fenómeno natural superan los 5.000 millones de pesos.

Precisamente, un reciente informe publicado por el Foro Económico Mundial reveló que, para el 2030, las principales amenazas que enfrentará el mundo tienen que ver con problemas ambientales.

Esto incluye fenómenos meteorológicos, catástrofes provocadas por el ser humano y pérdida grave de biodiversidad.

 

Más contenidos sobre: 
Ver Comentarios

d

X
Publicidad