Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Lideraba fábrica de muebles y ahora hace bolsas en casa: rebusque de empresaria caleña ante COVID-19

Miles de pequeños empresarios viven gran incertidumbre por crisis económica que causó el coronavirus. Algunos hablan de su futuro y la suerte de sus empleados.

Doña Gloria Inés Reyes es una caleña de esas de armas tomar. Hasta antes de la crisis causada por el coronavirus COVID-19 , lideraba una fábrica de muebles y colchones en Cali, pero, ahora y desde su casa, se la rebusca confeccionando bolsas deportivas.

“Tocó adaptarnos a las políticas del Gobierno y algo me pude traer para hacer algún trabajo en la casa”, comenta.

Esta pequeña empresaria confiesa que le preocupa la suerte de las personas que trabajan con ella.

“Están en sus casas porque no podemos laborar. A nosotros, lo que nos salga, lo contratamos y, con eso, sostenemos los gastos que se le pagan a cada empleado, que son arriendo y salario”, señala doña Gloria.

Esa misma desazón la vive Andrea Martínez en el occidente de Bogotá, pues desde que empezó la crisis, la vida de esta otra emprendedora se quedó en pausa. Recorre con nostalgia su restaurante, el mismo que hasta hace poco la sostenía a ella y a sus cinco empleados.

Publicidad

“Esto es muy duro, nada más ver el negocio cerrado, que no estamos produciendo nada, que los empleados que tenía están aguantando hambre y yo no tengo como ayudarles”, señala.

Se declara incrédula de las ayudas del Gobierno y dice que, por el contrario, son más cargas a sus obligaciones financieras que la van a dejar como sus ollas, con un vacío muy grande.

“Personalmente fui al banco y pregunté por las ayudas del Gobierno y el banco dice que no tiene ni idea, que no les han anunciado nada sobre eso. Es triste ver cómo los sueños y trabajo de tanto tiempo se van al piso, estamos en la quiebra”, dice.

La crisis por la pandemia no discrimina a nadie. En la exclusiva Zona T en el norte de la capital de Colombia, otros empresarios buscan reinventar su negocio. Jamal Mustafa es uno de ellos y dice que llegó la hora de apuntarle a los domicilios.

“La única alternativa que vemos y tomamos es hacer domicilios que no se tenían contemplados, ya que nuestros restaurantes son de atender a la gente en el sitio, más como en la casa. La alternativa estará desde el miércoles”, asegura.

Los propietarios de bares son, en ese universo gigantesco de afectados, otros damnificados del coronavirus COVID-19. Camilo Ospina, presidente de Asobares, habla por todos y pide al Gobierno que congele los arriendos. 

Publicidad

“Es imposible, ante lo indefinido en el tiempo que vamos a estar cerrados, seguir sosteniendo pagos de arriendos, que son sumamente costosos por ser arriendos comerciales”, asevera.

Estos casos encarnan a miles de comerciantes en todo Colombia que le piden al Gobierno urgentes ayudas reales para aliviar su crisis porque, hasta ahora, solo han visto cómo, irremediablemente, sus negocios se van pique.

Vea también:

Gobierno financiará las nóminas de las mipymes por tres meses con una condición

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias