Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Popayán, en llamas: encapuchados incendiaron la sede de Medicina Legal

Como Sebastián Quintero fue identificado un joven de 27 años que murió tras recibir un impacto, al parecer del Esmad, en medio de enfrentamientos. Una tanqueta arrolló a varios manifestantes.

Decenas de personas protestaron en las calles por la aprehensión y presunto abuso sexual de una menor de edad por parte de la Policía en la URI de Popayán. La adolescente, horas después del procedimiento policial, se quitó la vida . La manifestación se convirtió en ataques entre manifestantes y miembros del Esmad.

En medio de los enfrentamientos, el universitario Sebastián Quintero Múnera, de 27 años, murió en el sur de la ciudad.

“Quien pierde la vida por la explosión de un artefacto o un impacto en el cuello generándole una herida en la carótida y muriendo, según la información preliminar, en el hospital Susana López”, asegura Deiby Hurtado, defensor de derechos humanos.

La muerte de Sebastián, sumado a lo sucedido con la joven de 17 años, desató aún más el caos.

Por lo ocurrido con la menor de edad, cuatro policías fueron apartados de su cargo, la Fiscalía y la Procuraduría tratan de esclarecer lo que pasó esa noche.

Publicidad


Medicina Legal fue incendiada

En medio de los graves disturbios que se presentaron en Popayán, fue incendiada la sede de Medicina Legal.

El caos se apoderó del centro de la ciudad, según versiones preliminares, luego de que el Esmad se quedara sin gases lacrimógenos tras varios enfrentamientos.

Ante estos hechos, Naciones Unidas pidió proteger del incendio y del vandalismo las evidencias forenses que reposan en el lugar.

En ese sentido se pronunció el Instituto de Medicina Legal del Cauca a través de un comunicado:

La sede de Medicina Legal en Popayán totalmente destruida, un servicio con la misión de precisamente apoyar a las víctimas de violencia en el acceso a la justicia, la búsqueda de los desaparecidos, la investigación de la violencia sexual y de género, educando a futuros médicos y personal de apoyo en la verdad y la ética, sirviendo a la justicia ordinaria e indígena, prestando apoyo desde la ciencia, sin otro recurso que el que le asigna la nación, cada vez con más austeridad: Judy Hernández, directora de la seccional de Medicina Legal de Popayán.

Publicidad

Según el instituto forense, en la sede incendiada hay cuerpos esqueletizados de personas que son buscadas por sus familiares, evidencias de casos judiciales e información de personas desaparecidas, entre otros. Además, le pidió a la Alcaldía que les habiliten una oficina para seguir atendiendo necropsias.

El edificio de Medicina Legal afectado fue entregado al servicio de la ciudad en el año 2014 y tuvo una inversión de 4.700 millones de pesos.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias