Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

“Trabajos oscuros” estarían detrás de la profanación de nueve tumbas en cementerio

Sacerdote denuncia que los vándalos ingresaron al camposanto durante la noche.

El cementerio central de Santa Elena, corregimiento de El Cerrito, Valle del Cauca, vuelve a ser escenario de vandalismo por parte de desconocidos que ingresan durante la noche para profanar las tumbas.

El camposanto es uno de los más reconocidos de este municipio dado que en él se construyó un mausoleo en honor a María, el personaje que inspiró la novela de Jorge Isaacs.

Precisamente, esta y otras tres tumbas fueron objeto de vandalismo el pasado 19 de agosto de 2019.

En su momento, el hecho generó indignación en la comunidad, que denunció lo sucedido ante las autoridades con la esperanza de que El Cerrito no volviera a ser testigo de la profanación de sus muertos.

Sin embargo, en la noche de este 29 de febrero de 2020, los vándalos regresaron.

Publicidad

Esta vez no fueron cuatros los sepulcros profanados sino nueve, a los que, según informó Juan Carlos Jaramillo Osorio, sacerdote de la parroquia San Pedro Apóstol de Santa Elena, les destruyeron las losas, las cruces, los cercos, las flores, e incluso, las placas que protegen los restos mortales.

“Nos levantamos hoy con que nos profanaron tumbas del cementerio. En esta ocasión no tocaron la de María, pero a otras nueve tumbas sí las dañaron. Lo más delicado es que a una tumba de un difunto de solo cuatro meses le quitaron la placa que protege los restos mortales”, dijo el párroco.

En nombre de la comunidad, el sacerdote rechazó “estos actos vandálicos y de profanación”, al tiempo en que solicitó mayor presencia de las autoridades y compromiso de parte de las entidades gubernamentales para proteger el camposanto.

“Los difuntos merecen todo el respeto. No tiene nadie porqué ir a un cementerio de noche a dañar cruces, a tumbar lápidas y a abrir tumbas”, aseguró.

Jaramillo Osorio indica que no hay indicios de quién, o quiénes, pudieron haber realizado estos daños. Presume que se trataría de “trabajos oscuros”.

“Es tan difícil decir quién es. Es que no dañan una sola cosa, dañan de todo, que uno no sabe a qué están jugando. Hay trabajos oscuros detrás de todo esto, no alcanzamos a descifrar qué es lo que está sucediendo”, apuntó el sacerdote.

Publicidad

El párroco resaltó que desde lo sucedido en agosto, las autoridades han tenido mayor voluntad de acompañar a la comunidad religiosa a proteger el camposanto, sin embargo, hacen falta más acciones.

“Necesitamos es poder unir a las entidades para proteger los restos y proteger la salud de los habitantes. Falta el perímetro posterior del camposanto, la parte de atrás, por donde se meten los vándalos. Los ingresos del cementerio no alcanzan para levantar esa pared”, señaló.

Vea también: Tumba de importante personaje histórico de la literatura fue objeto de vandalismo

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO