Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Universidad Nacional de Palmira logra patente por este invento a partir de la harina de lombriz

Foto: cortesía para Noticiascaracol.com

La invención, de acuerdo con la institución, consiste en un proceso que permite darle valor orgánico a la producción de alimentos y bebidas alcohólicas.

La Universidad Nacional de Palmira logró la patente de invención otorgada por Superintendencia de Industria y Comercio (SIC),  por la creación titulada ‘Fuentes de nutrientes de origen orgánico para la formulación de sustratos utilizados en procesos de fermentación’.

Según investigadores, el nuevo producto puede reemplazar por completo el extracto de levadura usado para fermentaciones alcohólicas y ácido lácticas.

En el estudio, se evidenció que la harina de lombriz roja californiana (Eisenia foetida) es una fuente potencial de nitrógeno orgánico para formular sustratos de fermentación. Asimismo, constituye una fuente de vitaminas y minerales.

La creación desarrollada por los investigadores de la Universidad contempla no solo el uso de Eisenia foetida, sino de todas las variedades de Eisenia y sus combinaciones, pues con todas es factible generar procesos de nutrientes para fermentación y, por sus contenidos de nitrógeno, la combinación de estas puede hacer más eficiente el proceso.

La patente protege, además, el proceso de obtención de la harina de lombriz y su formulación dentro de un sustrato de fermentación. La composición de este producto alcanza hasta el 95% de materia seca, 60% de proteína, dentro de la cual el nitrógeno corresponde hasta al 10 %. También contiene minerales como fósforo, potasio, calcio, magnesio, cobre, hierro, zinc, manganeso y boro.

Publicidad

Liliana Serna Cock, docente de la Unal e integrante del grupo de investigación que logró este desarrollo, aseguró que este es un avance importante en un mercado cuya tendencia de consumo va hacia lo orgánico.

“Lo que ofrecemos al mercado es que los productos pueden tener un mayor valor agregado, promocionándolo como orgánico por usar la harina de lombriz como fuente de fermentación”, señala.

La harina de lombriz como sustrato de fermentación orgánica, por las aplicaciones en la agroindustria, puede servir de alternativa para empresas de alimentos o fabricantes de bebidas alcohólicas, con valor agregado por su producción con un proceso orgánico.

“La producción de metabolitos microbianos como ácido láctico o alcohol pueden ser orgánicos, pero la fuente de nitrógeno, por ser más eficiente, es inorgánica, lo que ha sido siempre una limitante”, afirmó Serna.

El estudio, realizado en conjunto con los ingenieros agroindustriales Carlos Andrés Rengifo Guerrero y Miguel Ángel Rojas Restrepo, fue premiado en 2014 como mejor trabajo de grado en Ingeniería Agroindustrial, por parte de la Universidad Nacional.

¿Para qué sirve la fermentación alcohólica y con ácido láctico?

 

Publicidad

La fermentación alcohólica se utiliza para obtener biocombustibles, elaborar productos cosméticos, de limpieza y, sobre todo, para fabricar bebidas alcohólicas como cerveza y vino.

Entre tanto, la fermentación con ácido láctico se usa tradicionalmente como método de conservación de verduras frescas, algunos yogures, productos similares a panes que se elaboran sin trigo o cebada, leches fermentadas y algunas carnes embutidas.

La docente Serna indica que para producir etanol y ácido láctico se requieren levadura y bacterias ácido lácticas, respectivamente.

La producción, que se consigue a través de procesos de fermentación, necesita de un sustrato y fuentes de carbono, nitrógeno y fosfato. Por su parte, las bacterias ácido lácticas requieren, además, vitaminas y minerales que por lo general no necesitan las levaduras.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.