Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Violencia sin tregua en cuarentena: asesinan a líder horas después de masacre de otro y su familia

La nueva víctima fue atacada a tiros por sujetos que lo interceptaron cuando se movilizaban en una motocicleta.

Tan solo horas después de la masacre en la que fueron asesinados Álvaro Narváez, líder social de la vereda El Bado, de Mercaderes, Cauca, y tres de sus familiares, se presentó el homicidio de otro líder en el mismo municipio.

Uven Guerrero, expresidente de la Junta de Acción Comunal y líder comunitario de la vereda Curacas, fue interceptado por hombres que se movilizaban en una motocicleta y, sin mediar palabra, le dispararon en repetidas ocasiones.

“Hago un llamado al gobierno departamental y nacional para que nos acompañen permanentemente en la garantía de la seguridad de nuestros líderes sociales, que no pueden seguir siendo asesinados”, dijo Sergio Muñoz, personero de Mercaderes.

Entretanto, el alcalde de Mercaderes, Fernando Díaz, se refirió a la necesidad de articular “esfuerzos, tanto en inversión social como en protección a los líderes y defensores de derechos humanos”, pues “ya son cinco las víctimas en menos de dos días”.

Víctor Daniel Beltrán, defensor de derechos humanos del norte del Cauca y quien fue amenazado por denunciar presuntos actos de corrupción, asegura que él, al igual que otros líderes del departamento, se sienten desprotegidos.

Publicidad

“Es un departamento donde confluyen muchos grupos armados y muchos intereses particulares y no colectivos, lo que ha hecho que se desate toda esta serie de asesinatos”, sostiene.

Además, puntualiza que, “a pesar de las circunstancias, el Gobierno nacional no muestra la voluntad suficiente para que los líderes en el departamento del Cauca” cuenten con las garantías necesarias que les permitan, al menos, realizar su trabajo con la comunidad.

La Iglesia católica, a través del arzobispo de Popayán, monseñor Luis José Rueda, manifestó su preocupación por la ola de violencia que no cesa en el Cauca, ni siquiera en medio del aislamiento obligatorio que busca contener el coronavirus COVID-19 en Colombia.

“En medio de la cuarentena, el odio y la guerra no dan tregua en el Cauca y Colombia, pero yo no quiero la muerte del pecador, sino que se convierta y viva”, dijo el prelado.

Entretanto, las autoridades iniciaron las investigaciones para tratar de establecer qué grupos armados al margen de la ley serían los responsables de los asesinatos de los líderes sociales.

Publicidad

Vea también:

“Lo mataron por su liderazgo”: rechazo por asesinato de Álvaro Narváez y tres de sus familiares

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias