Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

Dos niños, de 5 años y 2 meses, víctimas de la pólvora en Barranquilla

La primera está en cuidados intensivos tras ingerir un triquitraque. El bebé sufrió quemaduras en la cara durante la celebración del día de las velitas.
La familia de la niña de 5 años resultó intoxicada con fósforo blanco  por meterse a la boca la pólvora, que, según su familia, no sabe cómo terminó en sus manos.
“Yo la vi masticando, pero yo no le vi nada malo, cuando yo le abro la boca le saco un pedazo de papel de triquitraque en la boca; enseguida yo corrí y me la llevé para el puesto de salud”, relató el abuelo de la menor, que vive en el barrio Santuario.
Aunque la pequeña se encuentra estable, el toxicólogo Agustín Guerrero explicó que lo más difícil está por venir debido a los efectos que el fósforo blanco produce en el cuerpo.
“Después de 24 horas viene un período que se llama de calma aparente cuando el tóxico pasa del tubo digestivo a la sangre (…) Después de eso viene otro periodo, que es cuando el tóxico de la sangre se adhiere a los tejidos, particularmente al hígado, que es el que más sufre, y en realidad la mayoría de pacientes que se intoxican con esto hacen una insuficiencia hepática, terminan en coma y casi siempre eso es lo que termina dándole la muerte al niño”, subrayó.
Este no es el único caso que involucra a un niño afectado por la pólvora en Barranquilla.
La Secretaría de Salud reportó que entre los siete quemados hay a un bebé de 2 meses de nacido, que sufrió lesiones en la cara por una chispita.
Los afectados por la manipulación de pólvora, según las autoridades, no revisten gravedad.
En los demás municipios del Atlántico se reportaron dos personas quemadas.

 
 

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias