medellín
8:34 am - 8 de Marzo de 2018

Suárez Mira, los escándalos e investigaciones tras el clan que detenta el poder en Bello

file-255049

Los hermanos César, Olga y Óscar han controlado políticamente este municipio en Antioquia durante 20 años. Una tradición de vieja política que parece insistir en perpetuarse.

El clan es protagonista de escándalos y delicadas investigaciones judiciales. Ocho mil habitantes de la meseta bellanita van y vienen en medio de la desesperanza política. Dicen en voz baja que se acostumbraron a esta familia que los ha gobernado por años y años.

Óscar fue condenado y actualmente es prófugo. César es el actual alcalde del municipio, tuvo la casa por cárcel y en este momento está siendo procesado por la justicia. Olga quiere acceder al mismo cargo y en este momento está siendo investigada por la Corte Suprema de Justicia.

Su campaña es tan cuidada que en este momento su valla no tiene los apellidos Suárez Mira.

El mayor de los hermanos es Óscar, quien empezó desde abajo: en 1995 fue alcalde y se convirtió en la cabeza política de la familia.

Según Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, “es tal vez el mayor responsable de todo lo que está pasando hoy con Bello; fue condenado por recibir apoyo de grupos paramilitares. Una vez cumplió las tres cuartas partes de la sentencia, salió libre, pero le emitieron una orden de captura por enriquecimiento ilícito y hoy se encuentra prófugo de la justicia, incluso hoy en actos públicos la senadora Olga ha pedido su libertad”. 

“Le mandamos un mensaje donde quiera que esté, muy especial. Presidente Gaviria, necesitamos ese hombre en Bello, un hombre bueno, un hombre comprometido con su región y con Antioquia”, dijo la senadora en un acto público en el que estaba el expresidente de la República, César Gaviria. 

Ella es Olga, la heredera de la casa política Suárez Mira. Documenta el Observatorio de Paz y Reconciliación que la candidata está siendo procesada por vínculos con el paramilitarismo y con combos delincuenciales.

“Ella misma tiene varias investigaciones en la Procuraduría General de la Nación, además de eso se le acusa de haber utilizado la Alcaldía de Bello para promover su candidatura y ella es la que maneja prácticamente el Partido Conservador en Antioquia”, explicó Ávila.

Al tercer hermano, siendo alcalde, le estalló en su cara un escándalo. Nada de lo que dice haber estudiado en su hoja de vida, es.  

“Él falsificó su diploma de bachillerato para justificar su hoja de vida y aunque su proceso se conoce hace muchos años, el proceso se ha dilatado para evitar su sanción y así, como ya pasamos los primeros dos años de gobierno, lo que va a tocar es que cuando lo destituyan la propia familia nombrará un testaferro para que lo reemplace en la alcaldía”, explicó el subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación.

Al preguntarle qué hacía en los juzgados, a donde acababa de llegar a una audiencia judicial en Medellín, César Suárez Mira dijo:

“Vengo a cumplir una diligencia con el tema respecto a mi proceso. Son varios delitos pero principalmente la posible falsificación de un documento público”.

A la cita en el juzgado asistió puntualmente su demandante León Fredy Muñoz, hoy candidato a la Cámara de Representantes.

“Después de haber hecho toda una investigación de ocho meses encontramos que el señor Suárez mira, el alcalde de Bello, había falsificado todos sus documentos, el señor solo hizo hasta tercero de primaria y luego aparece con cartón de profesional, de abogado, y luego de especialización, cuando ni siquiera pasó por el bachillerato”, manifestó Muñoz.

El alcalde Suárez Mira había sido suspendido del cargo. Estuvo 10 meses privado de la libertad y  bajo prisión domiciliaria generó escándalos de conocimiento público, como se ve en un video donde aparece borracho, festejando con un grupo de amigos políticos.

Y como si fuera poco, en cuestión de días el suspendido alcalde fue dejado en libertad por un juez de control y garantías, y fue reintegrado a su cargo.

En nuestro cubrimiento nos hacía falta Olga, la candidata protagonista. El mensaje publicado en las redes sociales invitaba a su encuentro esa noche de jueves, con su presencia.

La noche se mostró movida. En la entrada del bar acondicionado para el encuentro estaba la figura de cartón de la candidata. En el lugar comentaban que la llaman ‘La hija de nadie’, por no exponer en su campaña sus apellidos.

Adentro, el video de campaña rodaba. La tarima y la mesa central esperaban ser ocupada por sus líderes políticos, pero la silla de la candidata estaba vacía.

A un lado, una hilera de anchetas para los invitados, y la comida que no podía faltar. Todo estaba lleno hasta las banderas partidistas.

Nuestra presencia inquietó al grupo de campaña. El jefe de comunicaciones, se acercó para preguntar por qué estábamos en el evento. Buscábamos la entrevista con la candidata, y como en un mal presagio, ella nunca llegó. Su silla fue ocupada.

La gente fue saliendo entristecida. No habían podido estar con su candidata. Las anchetas se guardaron y algunas comidas fueron entregadas a la salida. Como quien dice, un invitado inesperado, terminó por aguarles la fiesta.

“Los Suárez Mira son una dictadura de la corrupción en Bello, han utilizado grupos paramilitares, han utilizado la alcaldía, han utilizado los puestos estatales para mantenerse en el poder, anular la oposición y durante 20 años han desangrado ese municipio”, denunció Ávila.

Bello ha tenido una dinámica propia en las elecciones. En el 2011 este pueblo hizo historia cuando ganó el voto en blanco.

Se pensó que su líderes políticos serían renovados, la casa Suárez Mira movió sus fichas sobre el tablero y se reacomodó. Hoy, el Observatorio de Paz y Reconciliación ve que este clan político seguirá perpetuándose.

Ver Comentarios

d