colombia
5:16 am - 26 de Marzo de 2018

Documento probaría que Ecopetrol sabía de graves fallas en pozo Lizama 158 de Barrancabermeja

La petrolera explicó en un informe que “tenía problemas mecánicos y de construcción”. El derrame del crudo ha causado una tragedia ambiental irreparable.

En febrero de 2017, durante el informe anual del año anterior, la empresa reportó a la Agencia Nacional de Hidrocarburos que "el pozo Lizama 158 estuvo en suspensión durante todo un año por problemas mecánicos y por fallas en el revestimiento o la construcción del mismo”.

Según este reporte, la estatal petrolera asegura que "el pozo para este año también seguiría inactivo porque continúa presentando problemas mecánicos y se necesita la aprobación de recursos por parte de la junta directiva de la empresa para hacerle arreglos y mantenimientos”.

Estos recursos aquí mencionados después de más de un año no llegaron. La petrolera sabía, como costa en el documento, que era un pozo que tenía graves daños.

Pero hoy la empresa asegura que el episodio del 2 de mazo estaría relacionado con eventos sísmicos.

“Nosotros estamos interesados en saber exactamente qué fue lo que pasó, si los movimientos telúricos del pasado primero de marzo tuvieron algo que ver con esta situación”, señaló Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol.

Noticias Caracol no solo conoció este documento de casi 300 páginas elaborado por Ecopetrol sino, además, conversaciones de Whatsapp de técnicos que la misma compañía envió días después del desastre. Allí se evidencia unas presuntas fallas en las maniobras del pozo.

"Se soltaron las varillas y cayeron encima de ese tapón (…) trataron de pescar, no pudieron, llenaron con lodo y taparon el pozo. Días después, el pozo empezó a aportar fluido de la formación hasta que la situación se descontroló”, dicen las conversaciones.

Técnicos de la Universidad Industrial de Santander, también notaron esta sobrepresión del pozo.

“Se sobrepresionó por causas que aún se desconocen, bajo la premisa que es un yacimiento anormal desde el punto de vista a presión. Toca analizar por qué hubo sobrepresión en el pozo, qué ocasionó que hubo afloramiento en la superficie”, explica Nicolás Santos, director de la escuela de petróleos de la UIS.

Ante esto, el país entero está esperando las sanciones correspondientes a los responsables y además que finalmente pare la salida de crudo que está matando animales y causando un desastre ambiental irreparable que, aún hoy, no está controlado.

“Estamos pendientes de unas explicaciones contundentes al país y Ecopetrol debe compensar a la región y debe compensar a las familias que tuvieron ese impacto”, expresó Luis Gilberto Murillo, ministro de Ambiente.

Pero hay más, Noticias Caracol también conoció que este no es el único poso que se encontraba inactivo por fallas mecánicas. Como lo muestra este documento de la Contraloría, Ecopetrol tiene más pozos que requieren inversiones para mantenimientos.

“Programó abandono de 15 pozos y recuperación ambiental de piscinas y locaciones. No obstante, solo se abandonaron en totalidad 4 pozos, y no se realizaron recuperaciones ambientales de ninguna clase”, dice el organismo de control.

Las preguntas que surgen son:

¿Se pudo prevenir el desastre con este documento que revelaba daños graves en el pozo Lizama 158 que causó el derrame de crudo y que está bajo la responsabilidad de Ecopetrol? ¿Cuánto más tiene que esperar el país y el medio ambiente para definitivamente detener este daño ambiental?

Ver Comentarios

d