Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

El testimonio que pone en jaque a los 15 militares imputados en casos de falsos positivos

Se trataría de 127 asesinatos perpetrados en Cesar y en el sur de La Guajira, entre los años 2002 y 2005.

Un testimonio hace parte de las pruebas evaluadas por la Justicia Especial para la Paz (JEP) para imputar a 15 militares, incluidos dos coroneles, que estuvieron en el Batallón La Popa por falsos positivos ocurridos en Cesar y el sur de La Guajira, entre los años 2002 y 2005.

“Los imputados, en calidad de autores mediatos, son los tenientes coroneles Julio Hernán Mejía Gutiérrez, comandante del Batallón de Artillería N.2 La Popa entre 2000 y 2003, y Juan Carlos Figueroa Suárez quuien lo sucedió en 2004 y 2005. Del total de crímenes, 75 ocurrieron bajo el mando de Mejía Gutiérrez y 52 bajo el mando de Figueroa Suárez", comunicó Óscar Parra, relator de la Sala de Reconocimiento de la JEP.

Según la JEP, los militares actuaron junto con paramilitares , como lo relató en su momento uno de los comparecientes.

El comandante de La Popa, el coronel Mejía, era determinante en estos resultados operacionales. Él, alias de 39, era quien coordinaba estas situaciones”, manifestó el mayor retirado del Ejército adscrito al Batallón La Popa.

Publicidad


De acuerdo con la investigación, para lograr los resultados se dividían las tareas.

“En algunos casos se condujo a la especialización de acciones como ejecutar a las víctimas, establecer los contactos con los paramilitares, participar en actos de simulación de combate, preparar la documentación falsa, conseguir las armas y uniformes o buscar a las víctimas en otros lugares”, agregó Óscar Parra.

Los 15 militares podrán aceptar o no las imputaciones por falsos positivos.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias