Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Niño perdió tres dedos y tiene comprometido un ojo por jugar con pólvora

Su mamá afirma que un joven le entregó los juegos pirotécnicos, pero a los médicos les dijo otra cosa. Van más de 300 quemados este diciembre.

Jugar con pólvora casi le cuesta la vida a un niño: perdió tres dedos y tiene en riesgo un ojo

Un niño de 9 años en Bucaramanga perdió tres dedos de la mano izquierda y tiene comprometido un ojo por jugar con pólvora: le estallaron cinco totes amarrados. Sus padres fueron reportados ante el Bienestar Familiar.

La madre del menor de edad dio una primera versión en el hospital sobre lo que le había ocurrido a la víctima.

“Inicialmente refiere que presenta una lesión en mano izquierda por caída, inmediatamente los médicos se percatan de que no es una caída, que corresponde a una lesión por quemadura” con pólvora, informó Fabián Céspedes, coordinador médico del Hospital del Norte.

Pero ahora afirma que fue un adolescente el que le dio los juegos pirotécnicos y que ella no se dio cuenta.

Publicidad

“Se sabe que un niño de 16 años tiene más conocimiento que un niño pequeño y que sabía lo que le estaba entregando también al niño, que casi le pudo haber costado de la vida al niño”, señaló.

Por ahora la mujer está “pidiéndole a Dios que el niño no vaya a perder el ojo”.

Juan José Rey, secretario de Salud de Bucaramanga, dijo que el caso fue reportado ante el Bienestar Familiar.

Publicidad

“Nosotros hacemos una investigación epidemiológica, pero obviamente también hay autoridades que hacen las investigaciones de orden de las responsabilidades que se tienen especialmente con los cuidadores de estos menores”, explicó.

En lo corrido del mes de diciembre en Bucaramanga se han reportado cuatro personas quemadas con pólvora, tres de ellas menores de edad.

En Colombia, en lo que va del mes, se han informado 320 víctimas, incluidos 120 niños, lo que representa un incremento del 45% de pacientes comparado con 2020.

Antioquia, Valle, Bogotá, Tolima y Cauca registran el mayor número de quemados con pólvora.

Publicidad

  • Publicidad