Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Alí Humar, el aventurero que le dedicó su vida al teatro y la televisión

Como a muchas cosas, este hijo de palestino y colombiana llegó a las tablas por casualidad. Dirigió algunas de las series más recordadas y en sus últimos años se dedicó a escribir. Perfil.

Alí Humar, el aventurero que le dedicó su vida al teatro y la televisión
Alí Humar, el aventurero que le dedicó su vida al teatro y la televisión<br/>
Colprensa

Alí Humar nació en El Colegio, Cundinamarca, en 1945. Su padre fue un palestino que, como miles en los albores del siglo XX, llegó al país huyendo del hambre en su tierra. Se instaló en ese municipio y allí conoció a la madre de Humar.

Soy básicamente un hombre de medios. He trasegado por todos los caminos como actor, libretista, realizador, editor, director, pero no llegué por haberlo estudiado ni movido por el deseo, sino que las circunstancias me fueron llevando. Alí Humar al portal Historias de vida

Como muchos inmigrantes árabes, Yusef Omar Mustafá se dedicó a ser comerciante. Cuando la familia había crecido, Yusef, Solita y los niños se trasladaron a Bogotá.

“Nos instalamos en el barrio San Diego, junto a la Plaza de Toros. No teníamos lujos, pero tampoco necesidades, pero mi mamá, a escondidas, buscaba conseguir unos pesos de más que ayudaran a la casa, entonces nos mandaba a vender empanadas al Parque de la Independencia. Seguramente por ser yo el más chiquito le resultaba simpático a la gente, entonces las vendía rapidísimo, lo que enfurecía a mis hermanas que me rasgaban la camisa para que pidiera limosna”, contó Alí Humar en una entrevista.

Luego vinieron años de prosperidad y en esa época su hermana asistía a cursos con el director Fausto Cabrera y él la acompañaba ocasionalmente.

“Un día no llegó uno de los actores entonces Fausto me dijo que si podía decir la frase que correspondía, acepté y me quedé con el papel”, contó Alí.

Publicidad

En ese momento empezó una carrera de varias décadas en el teatro, la radio, la televisión y el cine colombianos.

En 1969 integró el elenco de la serie de televisión Candú, hecho que se convertiría en su primera experiencia en una larga y fructífera carrera en la televisión colombiana.

En la década de los 70 siguió ligado a la televisión, no solo como actor sino también como director y productor.

Estuvo en producciones como ‘La herencia’, ‘La feria de las vanidades’ y ‘La abuela’.

Su llegada a la dirección en la televisión también fue por casualidad.

En ese momento me estaban llamando de una producción, fui a la reunión de actores a decir que no aceptaba porque ya había tomado la decisión de no seguir trabajando como actor. De pronto se escuchó una gritería, salió el director tirando la puerta y Juan Manuel Camargo, que era el gerente, me pidió que subiera a su oficina, me dijo que lo sacara de ese lío y que asumiera como director. No me fue mal, la serie gustó, alguien de Caracol lo vio y me llamó a dirigir otro proyecto. Más adelante en RTI me dieron el espacio estrella, los martes en la noche, donde hice ‘Los cuervos’, ‘El ángel de piedra’ y otros muchos más. Alí Humar al portal Historias de vida

También dirigió series que hicieron historia en la televisión colombiana como ‘Señora Isabel’.

Publicidad

Con Caracol Televisión tuvo una larga relación no solo como actor sino también como director de ‘Sábados Felices’ por cerca de 20 años.

En los últimos años, con el fin de tener una vida más tranquila se retiró del mundo televisivo y se dedicó a escribir.

En el último año había lanzado dos libros: ‘Es mi versión y no la cambio’, y ‘Ya que me acuerdo’, con anécdotas de su vida y su vida profesional.

Con Guiomar Jaramillo construyó un lindo hogar y tuvo dos hijos: Andrés y Valentina.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.