Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Acusan a un hombre de matar a un niño de 11 años tras golpear su cabeza contra la pared

El menor estuvo hospitalizado por nueve días, pero una severa inflamación en su cerebro ocasionó su muerte.

Reggie Bethel, está acusado de asesinar a un niño con autismo de 11 años
Reggie Bethel, está acusado de asesinar a un niño con autismo de 11 años
Tomada de la página web del condado de Otter Tail

Reggie Bethel está acusado de asesinar a un niño con autismo, de 11 años , después de golpear fuertemente su cabeza contra una pared en Minnesota, Estados Unidos.

Agentes del Departamento de Policía de Otter Tail respondieron el llamado a la casa del sospechoso, el pasado 29 de julio, porque un niño había sufrido una lesión en su cabeza.

Los uniformados encontraron al menor inconsciente en un sofá, con heridas en su cara, barbilla y frente.

Bethel y la madre del niño les dijeron a las autoridades que el menor se resbaló mientras limpiaba las necesidades de sus mascotas.

Sin embargo, los médicos señalaron que las lesiones del niño eran demasiado graves para haber sido consecuencia de un accidente. El pequeño sufrió una lesión cerebral traumática que requirió una cirugía.

Publicidad

El niño estuvo hospitalizado e intubado durante nueve días, pero lastimosamente, falleció este sábado a causa de las heridas.

No obstante, la madre del menor les confesó a las autoridades que el sospechoso le dijo que mintiera y lo que realmente sucedió fue que Bethel estrelló la cabeza del niño contra una pared. Además, manifestó que los maltratos eran comunes por parte de este hombre hacia su hijo.

Ante el testimonio de la mujer, el sospechoso admitió que había mentido y que sí había golpeado a la víctima.

Confesó que ese día se sintió frustrado con el niño, lo agarró de la cabeza y lo golpeó contra la pared en repetidas ocasiones. También admitió haber pateado al menor mientras estaba en el suelo, además, le dijo a la Policía que tiene problemas de ira.

El sospechoso está acusado por un cargo de asesinato involuntario en segundo grado y si llega ser declarado culpable, podría enfrentar una pena de hasta 40 años de prisión.

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.