mundo
9:11 am - 3 de Junio de 2019

Así trabajan fiscales que desentrañan trama de Odebrecht en Perú, donde hay más de 800 investigados

Por: 
Noticiascaracol.com

Son 37 funcionarios los que, bajo la coordinación de Rafael Vela Barba y con las uñas, trabajan en 46 procesos, cada uno de ellos con por lo menos 20 indagados.

Entre los investigados por los sobornos de Odebrecht están los expresidentes del último siglo: Alejandro Toledo, prófugo y pedido en extradición por supuestos pagos que rondan los 750 mil dólares; Ollanta Humala, acusado formalmente de recibir 3 millones de dólares; Pedro Pablo Kuczinski, a quien enredan 350 mil dólares y que hoy está en prisión domiciliaria, y el dos veces presidente Alan García, que se quitó la vida el pasado 17 de abril por presuntos sobornos de casi 200 mil dólares.

El listado incluye, además, a la todopoderosa congresista Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori, señalada de recibir 1,2 millones de dólares.

Poder poner la lupa sobre estos poderosos políticos se debe, según Vela Barba, a “la voluntad de no ponernos de costado sino de frente, es indispensable y para eso hemos conseguido un grupo de fiscales que son valientes, que han enfrentado la realidad sin ningún tipo de estímulo adicional al de sus convicciones de carácter personal y profesional”.

Le puede interesar:

Vídeo

Exjefe de Odebrecht en Perú prendió el ventilador y dejó mal parados a cuatro expresidentes

Pero encarar el poder tiene sus costos. El equipo del fiscal coordinador del caso Odebrecht ha sido señalado, denunciado, amenazado y hasta agredido a botellazos.

“Nosotros tenemos que circunstancialmente enfrentarnos a la mayor parte de la clase política del país, a empresarios con mucho poder económico y a las mejores defensas calificadas del país”, reconoció el funcionario.

Pero él mismo dice que no está “en función del aplauso ciudadano, sino más bien de cumplir los procedimientos legales respetando escrupulosamente los derechos de los investigados”.

Vela Barba y su gente, incluso, han tenido que sortear presiones al interior de la misma Fiscalía. En la noche del 31 de diciembre pasado, el fiscal general, Pedro Chávarry, lo removió del caso a él y al fiscal José Domingo Pérez.

Chávarry al parecer tendría nexos con el grupo de Keiko Fujimori y Vela los habría descubierto.

Los peruanos salieron a marchar indignados por lo que consideraron una jugada para frenar la investigación y el fiscal general tuvo que irse.

Hoy, siete de cada diez peruanos apoyan a Vela Barba y sus fiscales, que han interrogado dos veces a Marcelo Odebrecht y pudieron acceder a cerca de 45 terabites de información del servidor de la multinacional que guardaba la trazabilidad de sus vueltas de corrupción.

“Existía todo un sistema, todo un aparato, no solamente en el pago de los sobornos, sino también en la sofisticación de cómo se hacía ese pago (…) La empresa pagó a todo nivel, al más alto nivel, pero también a un nivel intermedio”.

En un recorrido que hizo Noticias Caracol junto al fiscal Vela Barba, se pudo evidenciar cómo trabajan con las uñas y en un espacio reducido.

Los tres ascensores de la oficina están dañados, así como las fotocopiadoras “porque cada vez que hay operativos hay una demanda enorme de papel y hasta se terminan quemando. De esas hemos quemado por lo menos de 15 a 20 en todo este tiempo”, señala el funcionario.

El espacio donde trabajan los 37 fiscales del caso Odebrecht es estrecho.

“El otro problema que tenemos es que esto es relativamente, nuevo porque antes trabajábamos en condiciones precarias totalmente. Es nuevo, tampoco tiene el sistema de aire acondicionado, por eso les toca abrir las ventanas y eso con la bulla que hay fuera de los autos que transitan, entonces los fiscales tratan de hacer su mejor esfuerzo dentro de condiciones, que no son tampoco óptimas, pero se sobreponen siempre y con mística hacen todo eso”, describe Vela Barba en el recorrido.

Temas relacionados: 
Ver Comentarios

d