mundo
2:47 pm - 10 de Abril de 2018

Caminantes del viacrucis del migrante deciden cuál será su destino tras llegar a México

Por: 
EFE 

“Todo lo hemos dejado atrás por buscar un futuro mejor”, dice uno de los cerca de mil centroamericanos, en su mayoría de Honduras, que marcharon desde marzo.

La caravana llegó a su destino, la capital de México, punto desde el cual decidirán, a título individual, si continúan su camino hacia Estados Unidos.

Los migrantes llegaron a un albergue cercano a la Basílica de la Virgen de Guadalupe, donde ya les esperaba un grupo reducido de compañeros que arribó hace unos días.

Una vez que acomodaron las pertenencias que han acarreado desde que salieron de Tapachula (estado de Chiapas) el pasado 25 de marzo, fueron a hacer una visita a la llamada Virgen Morena para darle las gracias y asistir a una misa.

En un principio, el plan de la caravana, también conocida como Viacrucis del migrante, era llegar a la frontera con Estados Unidos, pero la organización impulsora de la movilización, Pueblo Sin Fronteras, decidió que esto era inviable dado el elevado número de niños de este año, unos 300.

Ahora, es el momento de que cada uno de los participantes decida cuál será su ruta. Muchos de ellos quieren quedarse en México, y han recibido durante la marcha asesoría por parte de abogados para hacer una solicitud de asilo.

Sin embargo, otros, como Janci Guadalupe, seguirán con su plan de avanzar hacia el norte. "Mi sueño es llegar a Estados Unidos, si Dios me lo permite", afirma la salvadoreña.

Viaja acompañada únicamente por su hijo de 2 años y salió de su país porque a su esposo lo asesinaron y las mismas personas que lo hicieron le querían quitar al niño.

"Allá está bien tremendo ahorita", comenta Janci, para quien "fueron más grandes las ganas y el valor" de emigrar que arriesgarse a que su hijo "perdiera la vida" en El Salvador.

Otro de los participantes, Rubén Alberto, reconoce que su recorrido hasta la capital ha sido más fácil gracias a la caravana: "Hemos venido acompañados todos y dándonos calor uno con otro en los momentos de tristeza, dándonos valor".

La caravana, que se celebra de manera anual desde 2010, se ha posicionado este año en el punto de mira internacional después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresara sus críticas hacia ella.

El mandatario incluso se jactó de que el Gobierno mexicano la había frenado porque él amenazó con cancelar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aunque la movilización en ningún momento cesó sus actividades.

El director en México de Pueblo sin Fronteras, Irineo Mújica, comparó los ataques de Trump a los migrantes a la batalla entre David y Goliat.

"La solución no está en reprimir a los migrantes; la solución está en que (Trump) vaya al 'Triángulo de la Muerte' (el Triángulo Norte de Centroamérica) y en vez de darles dinero les dé una regañada por primera vez", argumentó Mújica, convencido de que es necesaria una mayor "presión" a los Gobiernos de esos países (Honduras, Guatemala y El Salvador).

Dijo que hay que ir "a la raíz del problema" y puso por ejemplo la situación en Honduras, donde "los militares han convertido las calles en un terror" y el costo de la canasta básica alimentaria ha aumentado de un modo "desmesurado".

En la capital, los integrantes de la caravana buscarán reuniones con instituciones como la Secretaría de Gobernación (Interior), la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de los Estados Americanos (OEA).

El viacrucis "se terminó, pero la defensa por los derechos humanos, la pelea por los derechos humanos en la frontera, sigue" continúa, sostuvo Mújica, quien asegura que no van a "dejar solos" a los migrantes.

 

Ver Comentarios

d