Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

La conmovedora historia de un héroe que desafió al huracán Eta por su esposa

Aferrado a un palo de mango, se encaramó al techo de su humilde casa para intentar asegurar las láminas con ladrillos y clavos. Quería salvar algo más que su propiedad.

heroe-nicaragua-huracan.jpg

Un hombre se quitó la camisa para enfrentar al huracán Eta y sus vientos de 240 kilómetros por hora, lo que despertó admiración en Nicaragua cuando se conoció que lo hizo para proteger a su esposa, que yacía enferma cuando el ciclón impactó la costa Caribe el pasado martes.

Hasta hace pocas horas, Byron Nihimaya Cirilo, de 32 años, era un desconocido que algunos señalaron de "loco" y otros de "héroe", porque apareció en un video en redes sociales sin camisa, intentando reparar el techo de su pequeña vivienda en medio del vendaval, que amenazaba con dejar a su familia a la intemperie bajo la intensa lluvia.

En el video se observa a Nihimaya intentando alcanzar el techo de su casa desde un árbol, que, junto a él, es sacudido por los vientos como si se tratara de un trapo y tras varios intentos logra hacer contacto con la parte superior de la vivienda, se acuesta boca abajo e inicia la reparación, sin que la furia de Eta le brinde un segundo de tregua.

"Creo que eso no lo haría cualquiera, si lo hubiéramos visto le hubiéramos dicho que no lo hiciera, pero nos dimos cuenta hasta que apareció el video en redes sociales", dijo Regina Velásquez, prima de Nihimaya, vía telefónica desde la ciudad de Bilwi, ubicada 30 kilómetros al norte del punto de impacto del ojo del huracán.

Publicidad

Hasta ahora nadie comprendía su decisión, pero Nihimaya tenía una razón de peso: su esposa, Ivis Hodgson, estaba con fiebre y no quería que padeciera bajo la lluvia con su sobrina de 12 años, a la que ambos adoptaron como hija.

"Fue difícil"

"Fue difícil, pero como no quiero que le haga daño (el huracán) a mi mujer, me subí, puse unos clavos en el zinc y me bajé", dijo Nihimaya a Radio Huracán, en la zona que recibió los vientos más fuertes de Eta.

La sencillez con la que habla el más reciente "héroe" de Nicaragua es inversamente proporcional a la escena que protagonizó, pues en el video se observa una lucha dramática del hombre contra una de las fuerzas más grandes de la naturaleza, como son los huracanes, cuyo ojo pasó apenas a 30 kilómetros de la casa de Nihimaya, ubicada en Bilwi, cabecera de la Región Autónoma Caribe Norte (RACN), del país centroamericano.

Publicidad

"Era la casita de mi abuelita, ella se la dejó (heredó), y como aquí es difícil encontrar trabajo, como para pensar en reponerla, seguro tomó la decisión de subir en medio del huracán", sostuvo Velásquez.

En un país donde hay más teléfonos celulares activos que habitantes, es difícil dar con Nihimaya, quien carece de uno por falta de ingresos, algo normal en la RACN, la zona más pobre de Nicaragua, habitada en su mayoría por indígenas y negros.

El acto "heroico" de Nihimaya hizo que el dueño de una ferretería ofreciera techo nuevo para su casita. Velásquez dijo que la familia está contenta por el hombre, ya que podría estrenar techo dentro de pocos días.

El huracán Eta dejó en Nicaragua una estela de destrucción que todavía no ha sido cuantificada por las autoridades, pero que se nota en casas que quedaron hechas astillas, barcos encallados tierra adentro, árboles y postes de tendido eléctrico caídos y techos enteros sin sus viviendas.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO