Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Trabajan contrarreloj en India tras desprendimiento de glaciar del Himalaya que deja 26 muertos

Miles de rescatistas buscan afanosamente a 171 desaparecidos, luego de que la inundación causara gran destrucción en la región de Uttarakhand.

La rotura de un glaciar en el distrito de Chamoli, en el estado de Uttarakhand y en plena cordillera del Himalaya desencadenó una avalancha de agua y lodo que siguió el curso de los cauces de varios ríos en India.

Al menos 26 personas murieron y otras 170 siguen este lunes desaparecidas tras la devastadora inundación.

Uno 1.000 rescatistas -incluyendo personal militar, policial y de desastres nacionales- reanudaron su operación de búsqueda desde temprano el lunes.

El director general de la Policía del estado Uttarakhand, Ashok Kumar, dijo que hasta este lunes se habían recuperado 26 cuerpos, y 171 personas seguían desaparecidas.

La mayoría de los desaparecidos trabajaban en dos plantas de energía en la presa Richiganga. Algunos obreros quedaron bloqueados en dos túneles obstruidos por el torrente, de agua, barro y rocas.

Doce personas fueron socorridas el domingo, pero otras 34 seguían atrapadas, dijo Banudutt Nair, de la policía fronteriza indo-tibetana, que está a cargo de la operación de rescate.

Publicidad

Cuadrillas de rescate usaban maquinaria pesada para remover toneladas de rocas. Pero "aproximadamente 80 metros dentro del túnel está despejado y es accesible", dijo Vivek Kumar Pandey, un responsable local.

Como una película

"Estábamos trabajando en el túnel, a 300 metros de la salida. De repente, escuchamos silbidos y gritos pidiéndonos que saliéramos", dijo a los medios Rajesh Kumar, un sobreviviente de 28 años.

"Vislumbrábamos la salida, cuando el agua irrumpió. Era como en una película de Hollywood. Creímos que no lo lograríamos", explicó, aliviado.

El torrente arrasó el valle del río Dhauliganga, destruyendo todo lo que encontraba a su paso como carreteras y puentes, según imágenes tomadas por habitantes aterrorizados.

Publicidad

"Había una nube de polvo cuando pasó el agua. La tierra temblaba como durante un sismo", declaró Om Agarwal, un lugareño, a la televisión india.

El río Dhauliganga es un afluente del Ganges, cuyas aguas son sagradas para los hindúes.

En un primer momento, las autoridades declararon que la represa fue arrasada por la crecida provocada por la caída de una parte del glaciar que se desprendió de una pared de la montaña.

Ahora evocan un posible fenómeno de vaciado brutal de un lago glaciar.

"Esta tragedia era imprevisible", declaró Trivendra Singh Rawat.

"Si el incidente hubiera ocurrido por la tarde, después del horario laboral, cuando los obreros y trabajadores de las obras y los alrededores ya estaban en sus hogares, la situación no sería tan grave", agregó.

Publicidad

Los pueblos en las montañas que rodean el río fueron evacuados y las autoridades aseguraron que el mayor peligro de inundación ya pasó.

Un "siniestro recuerdo"

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, envió el pésame a las familias de las víctimas y a todo el país.

"Naciones Unidas está dispuesta a contribuir a los esfuerzos de socorro y asistencia en curso si fuera necesario", agregó.

Un poco antes, el primer ministro Narendra Modi aseguró que estaba muy pendiente de las operaciones de socorro. "India está al lado de los habitantes de Uttarakhand y la nación reza por la seguridad de todos en esta región", escribió en Twitter.

Publicidad

Los 14 glaciares que dominan el río en el parque nacional de Nanda Devi son objeto de estudios científicos debido al cambio climático y la deforestación que aumenta los riesgos de desprendimiento.

La fundición de un cuarto del hielo del Himalaya que se ha observado en los últimos cuatro décadas es imputable al aumento de las temperaturas.

En 2013, enormes inundaciones debidas a las lluvias monzónicas mataron a 6.000 personas en el estado, lo que hizo que se hicieran llamados para revisar los proyectos de desarrollo en Uttarakhand, en particular en las zonas aisladas como esta de la represa de Rishi Ganga.

Para Vimlendhu Jha, fundador de Swechha, una ONG de defensa del medioambiente, este desastre es un "recuerdo siniestro" de los efectos del cambio climático y del "desarrollo incoherente de carreteras, vías férreas y centrales eléctricas en las zonas ecológicamente frágiles".

"Los militantes y los habitantes no han parado de oponerse a los grandes proyectos en el valle del río", recordó.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO