Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Abecé de las pruebas del coronavirus: ¿en qué se diferencian las PCR y los test rápidos?

Administradoras de riesgos profesionales analizan el ultimátum del Gobierno para que garanticen elementos de bioseguridad a quienes luchan contra el COVID-19.

Profesionales en salud denuncian a diario que no cuentan con insumos mínimos para para tratar a pacientes con coronavirus  y algunos han tenido que usar hasta bolsas de basura  para protegerse.

“Los guantes y los tapabocas los hemos estado reciclando, lavándolos para volvérnoslos a poner, lo mismo que los gorros, y no tenemos más medidas de bioseguridad que lo que tenemos puesto. De los uniformes nos deben cinco dotaciones que tenemos pendientes y no nos los han pagado”, afirmó un grupo de médicos del Magdalena.

Por esto el Gobierno calificó como enfermedad profesional el COVID-19  para el personal de salud y dio un ultimátum: “las ARL con el empleador se tienen que poner de acuerdo y definir qué recursos y sobre todo cuál será la dotación que requieran los empleadores”.

“Hemos decidido, con el acompañamiento de la Procuraduría General de la Nación, darles un plazo perentorio de 72 horas -que vence el próximo miércoles 15 de abril- para que las empresas definan”, precisó el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera.

María Doris González, representante de trabajadores en consejo de riesgos laborales, afirmó que “a un mes de haber sido diagnosticado el primer caso de COVID-19  no ha sido posible que los elementos de protección necesarios para todos los trabajadores de la salud nos lleguen”.

Publicidad

Pero las ARL afirman que han liberado 41 mil millones de pesos para la compra de insumos médicos, que representan el 7% que les ordena la ley”.

Daniel Jaramillo, abogado laboralista, sostiene que estas entidades “tienen responsabilidad en el reconocimiento de subsidios por incapacidad, indemnizaciones por incapacidad permanente parcial, pensiones de invalidez y pensión de sobrevivientes”.

Resultan fundamentales para conocer el comportamiento y la dimensión de la epidemia, por lo que son las autoridades de salud las que definen a quién y cuál aplicar.

En este momento, Colombia cuenta con dos tipos de pruebas: la PCR y las rápidas. Aquí les contamos las diferencias:

Las PCR: identifica la presencia del virus. Las muestras se pueden tomar de la garganta o la nariz. Requiere de equipos y reactivos especiales y son las que están centralizadas en el Instituto Nacional de Salud y red de laboratorios.

Entre los problemas que se pueden presentar en las pruebas PCR están el tiempo para la entrega de resultados y los costos.

Publicidad

Vea también:

Así se recogen las pruebas de coronavirus en casas de pacientes sospechosos Las pruebas rápidas de coronavirus: existen varias, pero el gobierno colombiano ha explicado que se aplicarán unas que detectan anticuerpos, es decir, que no identifican al virus sino las defensa que el cuerpo produce específicamente como respuesta a la infección por este virus. Se hacen con una muestra de sangre. Son especialmente útiles para investigación.

El tiempo de aparición de los síntomas es clave en la aplicación de las PCR o de las pruebas rápidas .

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias